Cerca de 1,500 personas sin hogar y en situación de pobreza tuvieron este domingo un día inolvidable luego de que el papa Francisco los recibió para un almuerzo en el Vaticano.
En el marco de la Jornada Mundial de los Pobres que ha recordado hoy la iglesia católica, el pontífice criticó la indiferencia de la sociedad ante los más desfavorecidos, y expresó que
“mis pensamientos van hacia aquellos (…) que promueven iniciativas de solidaridad para dar esperanzas concretas a los más desfavorecidos”.
Poco antes del almuerzo con los pobres en la sala Pablo VI en el Vaticano. el vicario de Cristo dijo que  ha visto recientemente estadísticas sobre la pobreza…ello nos hace sufrir, por la indiferencia de la sociedad frente a los pobres”.
Los indigentes compartieron el pan y la sal con el obispo de Romaq y el menú  se compuso de lasaña, pollo con champiñones y patatas, postre, fruta y café.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here