La Policía de Londres dio al traste con una boda a la que asistían unos 400 invitados, y el organizador del fandango se enfrenta a una multa por violar las restricciones impuestas por el Gobierno británico para contener el coronavirus.

En un comunicado, la Policía relata que recibió una denuncia sobre un evento con un gran número de participantes alrededor poco después de las 9 de la noche del jueves 21 de enero.

Cuando los agentes llegaron al lugar, descubrieron que en los festejos participaban más de 400 personas muchas de las cuales empezaron a abandonar el edificio al ver a la Policía. Las ventanas estaban cubiertas para que no se pudiera ver qué sucedía en el edificio.

El organizador de la boda será castigado con una multa de 10 mil libras esterlinas y los participantes, con unas 200 libras esterlinas.

“Fue una violación absolutamente inadmisible de la ley que, evidentemente, va dirigida a salvar las vidas y proteger el sistema sanitario nacional”, declaró el detective jefe Marcus Barnett.

Desde el 4 de enero de 2021 está vigente un nuevo confinamiento general en el Reino Unido y ya se registró un aumento de violaciones de las reglas. En las últimas semanas creció el número de muertos y nuevas infecciones por el coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here