Científicos rusos aseguran que el número de personas que sufren de cálculos renales se puede incrementar debido al consumo de algunos alimentos en los próximos años, debido a que contienen aditivos potenciadores del sabor.

Aunque la causa principal de la formación de cálculos son los trastornos metabólicos, los expertos advierten que algunos aditivos en alimentos que ingerimos a diario pueden servir como estimulantes para la formación de estos pequeños cristales.

Entre dichos aditivos está el Glutamato monosódico, usado como potenciador de sabor. Los científicos de la Universidad Estatal de San Petersburgo alertan que el uso de GMS no es recomendable debido a las consecuencias que puede presentar para el organismo.

Además del consumo de esos alimentos, los cálculos renales también son producto de los trastornos en la dieta, inadecuado estilo de vida o alguna patología del sistema endocrinológico, según advierten los investigadores de la Universidad Médica rusa Séchenov.

Según especialistas rusos, los cálculos renales pueden ser tratados de diferentes maneras, entre ellas: ser disueltos, expulsados a través de la orina o en algunos casos hasta se pueden extraer con aparatos especiales para forzar su salida a través del tracto urinario.

Los médicos recurren a la cirugía solo cuando estos tienen una ubicación compleja o son de gran tamaño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here