El director general de la Organización Mundial de la Salud, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus,  informó que el mundo se enfrenta a una escasez crónica de equipos de protección personal, como mascarillas y guantes, contra el coronavirus de Wuhan.

 

El pánico desatado por la aparición de la enfermedad respiratoria en China y su propagación a otros 24 países, ha hecho que la demanda sea 100 veces mayor de lo normal y los precios, 20 veces más altos.

 

Durante la rueda de prensa diaria para informar sobre la epidemia, dijo que “esta situación se ha exacerbado por el uso inapropiado generalizado de materiales de protección fuera del cuidado de las pacientes”.

 

Explicó que “como resultado se han agotado las reservas y hay una lista de pedidos acumulados de 4 a 6 meses. Las reservas mundiales de mascarillas y respiradores son insuficientes para la demanda de la OMS y sus socios”.

 

El jefe de la Organización explicó que la prioridad es que los equipos de protección lleguen a los trabajadores sanitarios, sobre todo en China.

 

La OMS se refiere a mascarillas auto filtrantes, que tienen distintos niveles de protección homologados, y que están recomendada para el personal sanitario que entre en contacto con pacientes infectados.

 

“Si vemos los mercados inundados con máscaras de tipo respirador y vemos que los doctores y enfermeros no lo tienen entonces tenemos un problema, señaló su responsable de emergencias, Michael Ryan.

 

“Esta tarde he hablado con los miembros de la red de abastecimiento para pandemias, que incluye a productores, distribuidores y proveedores logísticos, para garantizar que los equipamientos de protección lleguen a quienes los necesitan”, dijo el especialista. “Agradecemos a las compañías que han decidido suministrar mascarillas solo a los profesionales médicos”, añadió. 

 

En segundo lugar, se dará prioridad a los que están enfermos o cuidando de un enfermo.

 

La OMS desaconseja acumular materiales de protección en países y zonas donde la transmisión es baja.

 

En cuanto a las mascarillas quirúrgicas que usa la gente, Ryan dijo “que no necesariamente te protegen y pueden dar una falsa sensación de seguridad”. Lo que sí evitan es que un enfermo transmita el virus. “Si la gente está tranquila y le permite ir a la tienda a comprar comida, no vamos a criticarlo”, matizó. (Naciones Unidas)

 

Pacientes que se han recuperado de la neumonía derivada del coronavirus podrían volver a contagiarse, según un experto médico durante una conferencia de prensa de la Comisión Nacional de Salud de China, informó el medio estatal CGTN.

 

Zhan Qingyuan, especialista que trata el nuevo virus en el Hospital de la Amistad China-Japón en Pekín, explicó que “por lo general, se producen ciertos anticuerpos para proteger el cuerpo humano después de las infecciones por un virus. Sin embargo, algunos anticuerpos pueden no perdurar tanto tiempo”.

 

Puntualizó que “para aquellos pacientes que han sido curados existe la posibilidad de una recaída”, y llamó a las personas que se han recuperado a ser cuidadosas con su salud y evitar resfriarse, además de tener seguimiento médico regular por el riesgo de “infecciones secundarias”.

 

Sin embargo, expertos del Reino Unido señalaron a MailOnline que no existe evidencia de que las personas que se recuperaron del coronavirus puedan sufrir una recaída.

 

En más del tema, la compañía tecnológica Foxconn anunció que someterá a cuarentena a los empleados de su fábrica en la ciudad china de Zhengzhou, en la provincia central de Henan, a partir del 10 de febrero, como medida preventiva contra la propagación del coronavirus 2019-nCoV.

 

Hon Hai Precision Industry, nombre oficial de la empresa, es una productora de artículos electrónicos que ensambla iPhones para Apple y dispositivos para diversas empresas internacionales.

 

Las fábricas de Foxconn en Chinas debían reasumir la producción tras las vacaciones extendidas del Año Nuevo Lunar, y ahora se decidió que los empleados residenciados en Zhengzhou permanezcan en cuarentena 7 días más, mientras los trabajadores que regresaron de vacaciones de otras provincias estarán 14 días fuera del trabajo.

 

Autoridades de salud japonesas confirmaron 41 nuevos casos de personas contagiadas de coronavirus en el crucero Diamond Princess, que se encuentra en cuarentena en el puerto de Yokohama, elevando la cifra total de infectados a 61.

 

El Ministerio de Salud de Japón señaló además que los nuevos pasajeros que dieron positivo en pruebas para detectar el virus serán trasladados a centros médicos en Tokio y otras 4 prefecturas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here