Algunos países de Latinoamérica han cometido excesos a través de medidas de emergencia que han implementado para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, afectando los derechos más básicos de la población, afirma la andina Michelle Bachelet, Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Durante una conferencia virtual sobre seguridad en el Hemisferio Occidental organizada por la Universidad Internacional de la Florida, la chilena señaló que “el Covid está impactando ya los derechos humanos de las personas”. En algunos países hemos visto un abuso, por decirlo así, en un exceso”.

A su juicio, si los países y las instituciones internacionales no toman medidas para atender las necesidades de la población durante la pandemia, “la verdad es que el pronóstico no es bueno”.

Sin identificar a ningún país por su nombre, Bachelet mencionó que en algunas las naciones de la región, se incrementaron por decreto las atribuciones presidenciales o se eliminó o limitó la libertad de movilidad para evitar aglomeraciones, además de limitarse la libertad de expresión o la de prensa.

En semanas recientes hay organizaciones que señalan hacia El Salvador, en donde hay abusos por detener a la gente que rompe con una cuarentena obligatoria y enviarlos 30 días a reclusión forzada en algunos inmuebles.

La comisionada remarcó que cuando la gente no cumple los toques de queda, las fuerzas de seguridad hacen “muchas veces” un uso excesivo de la fuerza. “Eso hemos visto que está pasando en algunos países” de Latinoamérica, y destacó que si bien la región ya atravesaba por una situación económica y social delicada, se agravarán con el COVID-19 desigualdades, pobreza, desempleo, hambruna e inseguridad alimentaria, entre otras cosas, lo que podría tener como consecuencia un aumento de protestas sociales que están siendo reprimidas con fuerza.

Habló además de países de Latinoamérica donde hay violación de derechos humanos y civiles. sin profundizar, Bachelet dijo que Venezuela está bajo escrutinio internacional y que su crisis se ha ahondado con las sanciones impuestas por Estados Unidos, y la pandemia.

De Nicaragua, se dijo preocupada porque aún hay más de 86 presos políticos. En cuanto a Bolivia, expresó que existe una polarización política que obstaculiza acuerdos políticos tras la salida del poder de Evo Morales en noviembre de 2019. De México señaló que le preocupan los asesinatos de defensores de derechos humanos y de periodistas, al igual que en Colombia, en tanto que sobre Brasil destacó la polarización política y que algunos sectores han expresado su apoyo al regreso de los militares al poder y el cierre del Congreso

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here