El diario alemán Bild am Sonntan informa que el ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn, propuso multas a los padres que no vacunen a sus hijos contra el sarampión, con lo cual quienes no lo hagan a partir del 1 de marzo del 2020 serán sancionados hasta con 2 mil 500 euros si hacen caso omiso de la vacunación.

El funcionario sugiere además que los niños que no estén no vacunados no vayan a las guarderías para reducir el riesgo de infección de menores de 10 meses, demasiado pequeños para la vacunación.

Más aún, los alemanes cuyos niños en edad escolar no tengan vacunas, pagarán  también la multa de hasta 2 mil 500 euros.

de igual forma, el ministro  indicó que las personas que no puedan ser vacunadas “por razones médicas”, tendrán que justificarlo con un documento.

Para Frank Ulrich Montgomery, jefe de la Asociación Médica Alemana, la idea representa “un paso importante en el momento adecuado”, en un país en el que 93% de la población está inmunizada contra el sarampión.

lo que propone el ministro Spahn debe afectar a unos 361 mil niños en guarderías y escuelas y 220 mil empleados de centros médicos y educativos, que no están vacunados contra el sarampión, según el Bild.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here