El rebrote de coronavirus va a mandar a los alemanes a su casa el fin de año y el aislamiento será la regla, no la excepción.

De acuerdo con lo anunciado por la canciller Angela Merkel los estados federados, se acortará la temporada de compras navideñas y los ciudadanos deberán quedarse en casa para frenar la propagación del coronavirus, a partir del miércoles venidero.

Así, la mayoría de las tiendas permanecerán cerradas y solo las de primera necesidad, como supermercados, farmacias y bancos, permanecerán funcionando.

Otros negocios como salones de belleza y de tatuajes también deberán cerrar, y se les pedirá a los empleadores que retornen al teletrabajo para operar y los colegios deberán volver a la las clases virtuales.

Las reuniones privadas se limitarán a un máximo de 5 personas de 2 hogares, pero con una excpción de vacaciones de Navidad, días en los que esta regla se suavizará un poco para que las familias puedan estar juntas.

Alemania viene de un bloqueo parcial de 6 semanas, con bares y restaurantes cerrados, mientras que tiendas y escuelas habían permanecido abiertas. Los nuevos positivos y las muertes alcanzaron records en las últimas jornadas, por lo cual Merkel concluyó que “hay una necesidad urgente de actuar” y por ello es mejor cerrar durante las fiestas.

Las autoridades dispusieron de un presupuesto de 11 mil millones de euros al mes para repartir entre los negocios paralizados que, podrán recibir hasta el 90% de los costos fijos, o hasta 500 mil euros mensuales.

El número de casos confirmados en el país superó 1.3 millones, con más de 20 mil en la última jornada, informó el Instituto Robert Koch para enfermedades infecciosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here