Un enorme castillo de arena construido en el municipio costero alemán de Binz consiguió hace unos días el récord Guinness por ser la estructura más alta jamás hecha de ese tipo.

Este trabajo fue galardonado luego de que un juez del Libro Guinness de los Récords y un topógrafo local dieran fe que la altura del castillo era de 17,66 metros, superando por 98 centímetros a la anterior marca.

La construcción forma parte de una exposición local de esculturas de arena y se podrá visitar hasta el 3 de noviembre, y el grupo de “constructores” incluía artistas de los Países Bajos, Rusia, Hungría, Letonia y Polonia.

Para erigir el castillo se utilizaron 11 mil toneladas de arena que se mezclaron con agua, sin contar con una estructura de soporte interna.

Los responsables del castillo de arena más alto del mundo fueron 20 miembros de la compañía Skulptura Projects GmbH.

El récord anterior para un castillo de arena alemán era  de 16,68 metros, construido en una planta de carbón y acero en 2017 por Schauinsland-Reisen GmbH, en Duisburg.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here