Autoridades de Alemania pusieron en marcha este lunes 1 de noviembre, una cuarentena de 4 semanas que afecta especialmente a restaurantes, bares, teatros, cines y diversos sitios de ocio, los cuales bajarán sus cortinas hasta fines de mes, con el fin de frenar aumento de los contagios de coronavirus de los últimos días.

Alemania registró unos 100 casos nuevos por cada 100 mil residentes en la última semana, y aunque la cifra está muy por debajo que las tasas que se contabilizan en otros países europeos, supera con mucho la cifra de 50 que marcaron las autoridades como señal de alarma para tomar otras medidas.

Aunque las restricciones son menos severas que las impuestas en la primera fase de la pandemia en marzo y abril. las autoridades alemanas que era necesaria una cuarentena ante el aumento de los casos. Ahora, escuelas, escuelas infantiles, comercios no esenciales y peluquerías permanecerán abiertas.

El centro alemán de control de enfermedades reportó el sábado pasado más de 19 mil contagios en un día, el mayor número de contagios desde el inicio de la pandemia. para este lunes, la cantidad bajó a 12 mil 097 casos, pero el número sigue superando los 8 mil 685 casos nuevos promedio de la semana previa.

Las medidas que entran en vigor hoy permiten reuniones de hasta 10 personas de un máximo de 2 hogares, y se llama a los alemanes a evitar viajes no esenciales y los hoteles tienen prohibido alojar a personas en viajes turísticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here