El alcalde de Moscú, Serguéi Sobiánin, ordenó cerrar desde el 28 de marzo y hasta el 5 de abril gran cantidad de lugares públicos, debido a la pandemia de coronavirus, incluidos locales de comida, restaurantes, salones de belleza y masaje.

De igual forma, cerrarán las tiendas, excepto farmacias y las que venden alimentos y artículos de primera necesidad. Sin embargo, la medida no afectará a las compañías que proporcionan servicios de forma remota y mediante entrega a domicilio.

Sobiánin suspendió también la actividad de grandes parques de la capital rusa, como el parque Gorki, Zariadie y Sokolniki, y aconsejó a los residentes no visitar lugares religiosos, y precisó que hasta el 10 de abril se suspenden todos los eventos con la participación de un gran número de personas.

El alcalde de Moscú ordenó a las personas mayores de 65 años, y aquellas con enfermedades crónicas salvo médicos y jefes y empleados cuya presencia en el lugar de trabajo es esencial para su funcionamiento, cumplir el régimen de aislamiento en sus hogares.

En un comunicado publicado en su sitio web, el alcalde de Moscú refiere que “las restricciones introducidas hoy son sin precedentes en la historia moderna de Moscú y crearán numerosos inconvenientes para la vida cotidiana de cada persona. Pero, créanme, son absolutamente necesarias para ralentizar la propagación del coronavirus y reducir el número de enfermos”.

Aconsejó también a los residentes de otras regiones del país abstenerse de viajar a la capital y “no exponerse a un riesgo adicional”. “Tanto más cuando toda la industria de Moscú será puesta en pausa”, añadió.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here