El reporte del Semáforo Delictivo correspondiente al tercer trimestre del año dado a conocer hoy indica que se registró un alza en los delitos de Extorsión 35%; Feminicidio 14%; Violación 11%; Secuestro 7%; Violencia familiar 9%; Robo a Negocio 7%; Lesiones 5%; y Homicidio 1%.

Asimismo, en el mismo lapso, bajó la incidencia de los delitos de Robo de Vehículo 12% y Robo a Casa 1%.

A nivel nacional y al tercer trimestre del año en curso, hay un incremento en homicidios de 1% respecto al año anterior y para Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo, “si bien no aparenta ser un incremento significativo en su comparación contra el 2018, es 19% superior a la media de los últimos 3 años. De continuar así, tendríamos el peor año al cierre del 2019”.

De acuerdo con Roel, en lo que va del año al tercer trimestre “llevamos 25 mil 890 víctimas de homicidio”, y el informe dado a conocer hoy apunta que 19 estados tuvieron un incremento y 13 estados una reducción.

Las entidades con mayor reducción en homicidios son: Baja California Sur con 60%; Nayarit, 56%; Yucatán, 47%; Guerrero, 29% y Tamaulipas con 27%.  Por el contrario, los estados con mayor incremento son: Nuevo León con 54%; Sonora, 42%; Morelos, 40%; Hidalgo, 36% y el Estado de México con 18%.

En estos 9 meses, los estados que reportan menores tasas de homicidio son: Yucatán, Aguascalientes, Campeche, Coahuila y Durango.  Por el contrario, los estados con mayores tasas son: Colima, Baja California, Chihuahua, Morelos y Guanajuato.

En el Semáforo de Alto Impacto, que toma en cuenta las tasas de homicidio y el resto de delitos de crimen organizado como el secuestro, la extorsión, el narcomenudeo y el robo de vehículo, los estados mejor evaluados son: Chiapas, Nayarit, San Luis Potosí, Tamaulipas y Yucatán.

Roel precisa que “de todos ellos, Yucatán es el que más destaca, pues tiene la tasa más baja de homicidios de México. Nos sorprende el caso de Tamaulipas, que quizá merezca una explicación de las autoridades para confirmar si lo que vemos estadísticamente es real, pues no coincide con la percepción de seguridad de sus habitantes”.

En cambio, los estados peor evaluados son: Colima, Morelos, Quintana Roo, Baja California y Zacatecas, y para Roel, “preocupan en especial, Quintana Roo y Guanajuato por la relevancia económica para el país”.

Roel agregó que “el incremento en la incidencia delictiva este año, y los lamentables hechos de la semana pasada en Guerrero, Michoacán y Culiacán, nos confirman que difícilmente podremos avanzar hacia la paz sin haber regulado las drogas, sin haberles quitado este negocio a las mafias, sin haberlos debilitado de raíz en sus finanzas. Lo hemos insistido muchas veces, traemos una estrategia totalmente equivocada al querer combatir un mercado con policías y ejército, con lo cual no logramos reducir oferta y consumo de drogas, pero sí la violencia y la corrupción de alto impacto…parafraseando al propio Presidente, le seguimos ‘dando garrotazos al avispero, a lo tonto’, añadió.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here