La Ciudad de México registró en el primer trimestre de este año un incremento en diversos delitos de crimen organizado como secuestro 550%, extorsión 127%, homicidio; 48%, robo de vehículo 46% y narcomenudeo 31%.

Según el reporte de la ONG Semáforo Delictivo, también subió 62% el robo a negocio, mientras que el robo a casa no tuvo incremento.

En cuanto a la incidencia de delitos socio-familiares, la violación incrementó 454% y la violencia familiar 17%, en tanto que el delito de feminicidio bajó 105 y el de lesiones dolosas o riñas un 5%..

Para Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo, lo que más preocupa es que “con toda esta alza de delitos de crimen organizado, la ciudad ya se ubica en el Rojo del Semáforo de Delitos de Alto Impacto. Después de Nuevo León, fue la entidad con mayor incremento en homicidios. Hace mucho que no veíamos un deterioro tan marcado en la CDMX”.

Precisó que “sabemos que la nueva administración de la CDMX ha hecho un esfuerzo por medir de una mejor forma la incidencia delictiva, y quizá por ello se refleje el incremento tan notorio en algunos delitos como el secuestro o la extorsión, pero hay otros que no tienen cifra negra como el robo de auto y el homicidio. Esos incrementos son reales”.

Más aún, “el incremento en violación viene al alza desde el segundo semestre del año pasado, así que ahí también podemos hablar de un incremento de incidencia”.

Roel explicó que “de cualquier manera, con todas estas cifras se acaba el mito de que la CDMX es la entidad más segura del país, en donde no existe crimen organizado, como quiso vender con tanta insistencia la anterior administración. Ese es el riesgo de pelearse con la evidencia y con los críticos; ese el peligro de anteponer la imagen del gobernante a la realidad de la ciudad o del país”.

Pese al incremento en homicidios, la CDMX reporta una tasa trimestral de 4.3 homicidios por cada 100 mil habitantes, inferior a la tasa nacional de 5.9, siendo las alcaldías con mayores tasas de este ilícito Venustiano Carranza (8.1); Tláhuac (5.3), Iztapalapa (5.1); Álvaro Obregón (5.0) y la GAM (4.9). de estas, solo Gustavo A. Madero pudo reducir 3% el homicidio en este primer trimestre del año, mientras que en Venustiano Carranza subió 94%; Tláhuac, 111%; Iztapalapa, 72%; y Álvaro Obregón, 80%. 

de acuerdo con Roel, “todos estos incrementos se deben a ejecuciones de narcomenudeo y es lo mismo que nos sucede en el resto del país, donde el 80% de los homicidios tienen esta causa Lo único que puede resolver esta situación es quitarles el negocio a las mafias a través de la regulación de las drogas. No es un tema municipal o estatal, es un tema nacional que sólo el Congreso puede cambiar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here