Actualmente, ya existe una tecnología lo suficientemente avanzada como para crear un parque jurásico en la vida real, de acuerdo con Max Hodak, presidente y cofundador de Neuralink, empresa que tiene como principal accionista al multimillonario Elon Musk.

En un tuit, Hodak expresa que “probablemente podríamos construir un parque jurásico si quisiéramos”.

Matiza su percepción y señala que aunque “no serían dinosaurios genéticamente auténticos, tal vez con 15 años de reproducción e ingeniería obtendríamos nuevas especies súper exóticas”.

Hodak también dice que la biodiversidad es valiosa y que “la conservación es importante y tiene sentido. ¿Pero por qué nos detenemos ahí? ¿Por qué no intentamos de forma más intencionada crear una diversidad novedosa?”.

De acuerdo con el portal Futurism, especializado en ciencia y tecnología, la idea de Hodak es “genial”, pero tiene el riesgo de ser “extremadamente contraproducente”, como en las películas de la saga ‘Parque Jurásico’. Resucitar o crear nuevas variedades de animales sería lo mismo que introducir una nueva especie invasora en un ecosistema que no es apto para su sustento, advierte el medio. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here