La calificadora internacional Goldman Sachs recortó sus pronósticos de crecimiento económico en 2019 para varios países de América Latina, incluido México, que pasa de una proyección inicial de 1.7% este año, a 1.5%.

Estima que un crecimiento lento, moderación en políticas monetarias de bancos centrales y tensiones comerciales entre Estados Unidos y China debilitarían el crecimiento económico de la región latinoamericana, por lo que se tendría que postergar cualquier plan en la región para endurecer la política monetaria.

El equipo de economistas de Goldman Sachs para América Latina con base en Nueva York, expresó que “el impulso del crecimiento a fines de 2018 y comienzos de 2019 ha sido más débil que lo esperado en varias economías grandes como México, Argentina y Brasil”.

Los expertos prevén que la economía del gigante sudamericano crezca 2.2% este año por debajo del pronóstico anterior de 2.6%.

Las expectativas con respecto a presiones inflacionarias también disminuyeron; Goldman Sachs prevé que el Banco de México recorte sus tasas en 0.75 puntos porcentuales en la segunda mitad de este año a 7.5%, precisando que no

descartan que el primer movimiento ocurra en la reunión de agosto, o incluso en la de junio, “especialmente si la caída del crecimiento es más profunda que lo esperado”.

De igual forma,  el Banco Central de Brasil mantendrá su tasa Selic estable en un récord mínimo de 6.5% por el resto del año.

También pronostican un menor ritmo de crecimiento este año en Chile debido a una débil dinámica de consumo privado, y ahora esperan una expansión de 3.4% en lugar del 3.6%.

Finalmente, proyectan que el Banco Central de Chile eleve el costo del crédito en junio y octubre y que su economía se expanda 3.5%,  debajo de sus expectativas previas de un 4%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here