La calificadora Standard & Poor’s Global Ratings revisó la perspectiva de Petróleos Mexicanos de estable a negativa,  luego de que hiciera la propio con el gobierno de México el pasado viernes, además de confirmar las calificaciones, aunque bajó el perfil individual, de bb- a b-, por debilidad de fundamentos crediticios.

La firma dice en un comunicado que la perspectiva negativa de la calificación en escala global de Pemex refleja las notas del soberano y la opinión de que la estrecha relación entre la empresa y el gobierno mexicano se mantendrá sin cambio durante los siguientes años.

Precisa que las mayores asignaciones presupuestales para Pemex en 2019 y las recientes declaraciones públicas del gobierno federal asegurando que la empresa cumplirá de manera puntual con sus obligaciones financieras, refuerzan la evaluación de una probabilidad de respaldo extraordinario de parte del gobierno si la empresa afronta dificultades financieras.

Más aún, destaca que revisó la perspectiva de Pemex de estable a negativa tras una acción similar sobre el soberano, y “confirmamos nuestras calificaciones en escala global de BBB+ en moneda extranjera y de A- en moneda local, así como las calificaciones crediticias de emisor en escala nacional de largo y corto plazo, de mxAAA y mxA-1+, respectivamente, y deuda de mxAAA”, con perspectiva en escala nacional estable.

Para la firma calificadora, el plan financiero para restaurar los fundamentos crediticios de la petrolera es insuficiente respecto de las necesidades multianuales de inversión de capital.

Esta perspectiva refleja que existe una probabilidad de al menos una en tres de que baje las calificaciones del soberano durante el siguiente año, argumentó en un reporte emitido el pasado viernes. (Notimex)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here