Una prueba anticuerpos efectuada a una mujer británica que enfermó a principios de enero, detectó que había contraído el nuevo coronavirus, presumiblemente un mes antes de que, el 29 de enero, se confirmó el primer caso de COVID-19 en Reino Unido, informó la prensa local. 

 Susannah Ford, directora artística de 53 años, explicó que cayó enferma el 6 de enero, 2 días después de regresar a Londres desde un complejo de esquí en Obergurgl, Austria, donde había pasado las vacaciones con su marido y sus 2 hijas. 

Fue la única de la familia en enfermar y no pensó en la conexión con la COVID-19 hasta que leyó informaciones sobre la enfermedad y comenzó a tener síntomas. 

“Me sentía morir”, dijo al diario “The Sunday Times”. “Durante 5 días, tuve un dolor terrible en todos los músculos y articulaciones y me sentía demasiado atontada siquiera para ir al premio Eliot de poesía”. 

El mes pasado, le hicieron una prueba anticuerpos que halló que se había infectado con el virus. Sin embargo, no está totalmente segura de si lo contrajo a principios de enero. 

“No fuimos a ningún club ni discoteca, cenábamos en el hotel todas las noches y luego nos íbamos a dormir bien arropados”, dijo, y añadió: “Pero imagino que cuando esquías tocas muchas cosas: bastones de esquíes, botones de elevadores…”. 

Pese a que el momento de su contagio no puede ser especificado, Ford resaltó que no ha estado enferma desde entonces ni tampoco en contacto con gente que tiene el virus. (Xinhua)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here