Los pasajeros de un vuelo de Aerolíneas Argentinas vivieron una de las experiencias más impactantes de su vida, gracias al copiloto Nicolás Fronzo.

Aficionado a la fotografía y la astronomía, Fronzo convenció a la empresa de modificar el horario de vuelo del vuelo que tenía como destino Buenos Aires, para que sus pasajeros pudieran disfrutar del eclipse total del sol desde la altura de 11 mil metros.

Los 112 pasajeros del vuelo AR 1436 a San Juan, vivieron algo inolvidable. El espectáculo empezó 15 minutos después del despegue cuando la Luna empezó a cubrir lentamente al Sol, hasta que el horizonte se oscureció totalmente una hora después.

Hubo pasajeros que adquirieron el boleto para este horario especialmente con el fin de observar el eclipse solar, mientras que para otros fue una sorpresa agradable. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here