Investigadores de la Universidad de París hacen un enésimo llamado de alerta sobre la relación entre la muerte prematura y el consumo de alimentos ultraprocesados que contienen altos niveles de sal, azúcar, aceite y grasa, además de conservantes y poca fibra.

El estudio fue difundido en la revista JAMA Internal Medicine, realizado en base al análisis de los hábitos de consumo de 44 mil 551 adultos, de 45 años o más, que viven en Francia, quienes hicieron un detalle de todo lo que consumieron a lo largo de siete años. De ellos, 602 murieron durante el relevamiento.

En el análisis, probaron que alrededor del 30% de las calorías diarias de los participantes provenían de este tipo de alimentos, y detallaron que cada aumento del 10 % en la proporción de ultraprocesados estuvo relacionado con un incremento de 14 % del riesgo de muerte.

Como ejemplo de estos peligros, los científicos indicaron que algunos métodos empleados para mantener la carne pueden producir compuestos denominados hidrocarburos aromáticos policíclicos, que se vinculan con el desarrollo del cáncer.

Además, otras sustancias en el empaque de productos, como el bisfenol A, pueden interferir en la actividad hormonal.

Los investigadores destacaron que “el consumo de alimentos ultraprocesados se ha incrementado en gran medida en las últimas décadas”, y apuntaron que esto estaría “asociado al aumento del riesgo de mortalidad entre la población adulta”, además de indicar que este tipo de comida podría ser causa de un “creciente número de muertes por enfermedades no transmisibles”, como ataques cardíacos y cáncer.

Sin embargo, los autores aclararon que se necesitan más estudios para confirmar esta relación y detallar los “mecanismos a través de los cuales los alimentos ultraprocesados pueden afectar la salud”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here