La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos envió una carta a los médicos estadounidenses de distintas especialidades informándoles que las personas que se sometieron a operaciones de implantes de pecho corren el riesgo de desarrollar cierto tipo de linfoma.

La dependencia federal explica que se tenía constancia hasta el pasado mes de septiembre de  660 casos de BIA-ALCL, linfoma no hodgkiniano que puede aparecer en el tejido después de la cirugía plástica en la cicatrización.

Un análisis mostró que se registraron 457 casos, de los cuales 9 terminaron con la muerte de las pacientes.

Los primeros síntomas de la dolencia son “hinchazón, bultos o dolor cerca de los implantes”, y la administración de Alimentos y Medicamentos afirma que tras detectar estos síntomas, las pacientes solicitan atención médica rutinaria no a sus cirujanos plásticos, sino a otros médicos. El comunicado agrega que lo que se busca es “garantizar que todo el personal que trata a pacientes con implantes de pecho disponga de información respecto a la identificación, la diagnosis y el tratamiento” del linfoma

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here