La Organización Mundial de la Salud recibió un documento firmado por unos 250 científicos en donde hacen la advertencia sobre la posibilidad de que algunos dispositivos inalámbricos sean causa de cáncer.

La carta del grupo de científicos firmada el 14 de marzo advierte a la ONU advirtiendo sobre los riesgos de los dispositivos de esa clase, y en especial centra su atención en uno de los últimos dispositivos de la compañía estadounidense Apple: los Airpods.

Se estima que hay alrededor de 44 millones de esos accesorios vendidos en el mundo, y para el profesor de bioquímica de la Universidad de Colorado, Jerry Philips, la “preocupación por los Airpods es que su colocación en el canal auditivo expone tejidos de la cabeza a niveles relativamente altos de radiación de radiofrecuencia”.

Los expertos recalcan que hay dispositivos electrónicos e inalámbricos que podrían dañar el cerebro al quedar expuestos a esas ondas, y advierten de sus  preocupaciones “respecto a la ubicua y creciente exposición a  las ondas de campo electromagnético generadas por dispositivos emisores de radiación de radiofrecuencia”.

Más aún, los científicos no hablan solo de un tipo específico de dispositivo, sino de teléfonos celulares, medidores electrónicos como los monitores de bebé o cualquier aparato que genere un campo electromagnético de frecuencia baja.

La Organización Mundial de la Salud, ha dicho que los niveles emitidos están muy por debajo para ser considerados dañinos para el ser humano.

En un informe de 2018 titulado ‘Wi-Fi es una amenaza importante para la salud humana’, Martin Pall, profesor de Bioquímica en la Universidad Estatal de Washington, dice que los impactos potenciales de salud de un dispositivo no dependen solo de la intensidad de sus señales de campo electromagnético.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here