Médicos de Australia difundieron un mensaje para recordar el peligro que pueden significar el  confeti y otras decoraciones para los niños.

De acuerdo con el mensaje publicado The Medical Journal of Australia y retomado por medios locales, se relata la historia de una bebé de 9 meses que fue operada de urgencia, después de tragar una estrella de confeti.

La niña fue llevada al hospital  luego de que después de que su madre encontrara sangre en la saliva de la pequeña.

Los médicos pensaron que la niña se había atragantado con su saliva y la  dieron de alta sin ningún tratamiento especial, pero  2 días después regresó al hospital con fiebre, tos, dificultades respiratorias, la garganta enrojecida,  y sin apetito.

Los doctores ingresaron a la niña en el hospital por posible infección de vías respiratorias. Pero como su salud empeoró registrando reducida circulación de la sangre e hinchazón en una parte del cuello, además de apatía.

Un ultrasonido detectó pus en la hinchazón y los médicos decidieron operar a la niña. Al quitar la pus encontraron  una pequeña estrella del plástico de 5 puntas en la garganta. Este fue el objeto que había causado los problemas

La niña se recuperó después de retirar el objeto de su garganta y los doctores dijeron que este caso debe servir de advertencia para los padres en el periodo de las celebraciones navideñas.

“Aunque sea extraordinario, hay posibilidad de que aparezcan casos similares durante estas fiestas navideñas”, comentan los médicos.

El informe insiste que se necesita concienciar del peligro que representa el confeti para los niños y revisar las etiquetas para poner mensajes de advertencia a los envases de este tipo de decoraciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here