El doctor Anthony Fauci, principal especialista del país en enfermedades infecciosas, acude al Congreso ante una Comisión senatorial y aprovechará para advertir que una reapertura precipitada enmedio de la pandemia de coronavirus provocará “sufrimientos y muertes innecesarias”.

Fauci  expresará su temor mientras el presidente Donald Trump elogia a los estados que reabren actividades tras la cuarentena aplicada  para contener la propagación del mortal virus.

Fauci declarará por videoconferencia, ya que se ha sometido a cuarentena desde que un miembro del personal presidencial dio positivo para el virus y co u miembro del equipo del gobierno asignado a lo relacionado con el coronavirus.

Trump presiona a los estados para que reabran sus comercios enmedio de una severa crisis de desempleo, y  Fauci  al New York Times que las autoridades deben acatar las normas federales para una reapertura gradual.

Dicha reapertura incluye una “trayectoria descendente” de tests positivos o casos confirmados de coronavirus a lo largo de dos semanas, rastreo intenso de contactos y “vigilancia centinela” de personas asintomáticas en poblaciones vulnerables tales como hogares para ancianos.

El experto advierte que “si pasamos por alto los puestos de control en las normas… corremos el riesgo de que aparezcan numerosos brotes en todo el país. Esto no solo provocará sufrimientos y muertes innecesarias sino que nos hará retroceder en nuestro intento de regresar a la normalidad”.

Funcionarios citados por la comisión de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones también comparecerán por videoenlace desde que se sometieron a cuarentena por haber estado en contacto con personal de la Casa Blanca, al ufual que el presidente republicano de la comisión, senador Lamar Alexander de Tennessee, quien se declaró en cuarentena cuando un colaborador dio positivo.

Antes del inicio de la sesión, la audiencia ya brinda dos lecciones al país, dijo el presidente de la ONG de salud Trust for America´s Health, John Auerbach.

“La primera es que el virus puede impactar cualquier ambiente de trabajo o comunitario. Garantizar la salud cuando existen casos será un gran reto”. Otra lección es que los funcionarios públicos se toman muy en serio el virus al no comparecer en persona. “Aplican las normas que recomiendan a los demás”, dijo Auerbach. (AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here