La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos dio la voz de alerta sobre los peligros que implican para la salud las transfusiones de sangre de donantes jóvenes como supuesto tratamiento contra el envejecimiento o enfermedades como el Parkinson, la esclerosis múltiple o el Alzheimer.

En un comunicado, la agencia gubernamental dice que “tenido recientemente noticias de que en varios estados se ofrecen infusiones de plasma de donantes jóvenes para, supuestamente, tratar los efectos de una serie de afecciones”.

Destaca que entre las dolencias se incluyen “desde el envejecimiento normal y la pérdida de memoria hasta enfermedades graves como la demencia, el Parkinson, la esclerosis múltiple, el Alzheimer, deficiencias cardíacas y estrés postraumático”.

La Agencia precisa que no solo no hay beneficio clínico alguno comprobado para tratar esas afecciones mediante transfusiones de sangre de donantes jóvenes, sino que puede acarrear problemas de salud.

Estos tratamientos no han sido aprobados y “son potencialmente dañinos”, además de que esas prácticas cuestan miles de dólares y suelen llevar a las personas necesitadas a obviar otros tratamientos más seguros.

Luego del reporte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, la compañía Ambrosia, que operaba cobraba 8 mil dólares por un litro de sangre de ese tipo y 12 mil por 2 litros, anunció en su portal el cese de sus actividades en 5 ciudades estadounidenses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here