Mientras Turquía bombardea indiscriminadamente el norte de Siria para exterminar a los kurdos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que Washington no apoya el operativo turco y en un comunicado de la Casa Blanca, advirtió que “no respalda este ataque y esta operación es una mala idea”.

Asimismo, el mandatario estadounidense reiteró que en la zona donde Turquía está efectuando sus ataques no hay tropas norteamericanas.

Trump recordó que “desde el primer día que entré en la arena política, dejé claro que no quería participar en estas guerras interminables y sin sentido, especialmente aquellas que no benefician a Estados Unidos, al tiempo que aseguró que “Turquía se ha comprometido a proteger a los civiles, a las minorías religiosas, incluidos los cristianos, y a garantizar que no se produzca una crisis humanitaria, y les haremos cumplir con este compromiso”

Las declaraciones del presidente se producen horas después de que la aviación turca lanzara bombas contra zonas del norte de Siria, y la parte kurda ha denunciado que como resultado de estos ataques al menos 2 civiles han perdido la vida, según los datos preliminares.

Las fuerzas kurdas contestaron a los bombardeos de la aviación turca atacando con fuego de mortero 2 ciudades fronterizas de Turquía.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció el inicio en el norte de Siria de la operación militar ‘Fuente de paz’, dirigida contra fuerzas kurdas a las que Ankara considera terroristas.

El operativo fue lanzado luego de que las tropas de Estados Unidos desplegadas en el lugar salieran de la zona.

Trump coincide con políticos estadounidenses en la posibilidad de introducir sanciones contra Turquía por su operación militar en Siria, aunque advirtió que “concuerdo con las sanciones, pero en realidad pienso en medidas más fuertes que sanciones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here