La pandemia de coronavirus ha generado una caída nunca vista del empleo en Chile, Colombia, México y Perú. Más aún, el daño es generalizado, las mujeres resienten especialmente el impacto más duro.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo advirtió que la pandemia de coronavirus ha generado una caída sin precedentes del empleo en Chile, Colombia, México y Perú. Luis Felipe López-Calva, director regional del PNUD para América Latina y el Caribe, explica que “la crisis del covid-19 está causando estragos en el empleo, ya que el cese temporal de la actividad económica en los países de la región ha obligado a las empresas a despedir o suspender trabajadores y ha impedido nuevas contrataciones”

El reporte denominado “Empleos en caída libre: trabajadores desanimados y mercados laborales en el contexto de la crisis de covid-19”, destaca que las cifras oficiales publicadas en algunos países dan cuenta del problema, lo que  evidencia un empeoramiento de los mercados laborales por la pandemia.

En específico Chile, Colombia, México y Perú,  muestran una desplome sin precedentes en el número de quienes  abandonan la fuerza laboral.

En el caso mexicano, en 2018 había  más de 50 millones de personas fuera de la fuerza laboral, de la cual solo formaban parte 45 millones.

En Chile, hasta el primer semestre de 2019 había 7 millones fuera del mercado laboral y 8 millones dentro. En Colombia hubo alrededor de 20 millones de personas tanto dentro como fuera del mercado.

Perú, es el de peores números tenía 5  millones fuera de la fuerza laboral, y  2,5 millones dentro.

De acuerdo con análisis de organismos internacionales, la recesión, la pobreza y el desempleo se profundizarán en América Latina y el Caribe.

El informe del PNUD registra un alza muy discreta en el número de desempleados, debido a que muchas personas que pierden el empleo no se convierten oficialmente en cesantes, sino que se considera que han pospuesto la búsqueda de empleo debido a las medidas de distanciamiento social y restricciones de movilidad.

Estos “trabajadores desalentados”, agrega el informe, no están siendo registrados como desempleados porque en realidad están abandonando la fuerza laboral. Es decir, ni siquiera están buscando trabajo.

Desde mayo pasado y por primera vez en los últimos 15 años, la cantidad de personas en edad de trabajar que están fuera de la fuerza laboral superó a la de quienes forman parte ella en México y Perú,  mientras que en Chile y Colombia hay una tendencia similar.

Al desagregar datos por género, el estudio revela que la situación es más preocupante para las mujeres, cuya integración al mercado laboral había crecido lentamente desde el comienzo de la década.

En enero pasado, la ocupación laboral femenina en Chile alcanzaba el 48 %, pero ya cayó a 37 %; mientras que en México pasó del 43 % al 34 %, y en Colombia, del 50 % al 35 %.

El PNUD agrega que “estas cifras ilustran el impacto sin precedentes que la crisis del covid-19 está teniendo en el mercado laboral de América Latina y el Caribe. Si bien el efecto es marcado tanto para hombres como para mujeres, la crisis podría significar una regresión de más de una década en progresos hacia la paridad de género en el ámbito laboral”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here