El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, vio con buenos ojos que el  Gobierno de Estados Unidos reconozca el esfuerzo del Gobierno mexicano para atender el fenómeno migratorio de centroamericanos que buscan llegar a territorio estadounidense, y consideró que no le conviene a nadie el cierre de la frontera entre ambos países tras la amenaza realizada por Donald Trump

López Obrador mencionó este miércoles que “no nos conviene a nadie el cierre de fronteras. No es lo más recomendable”.

Trump urgió hoy al Congreso mediante su cuenta de Twitter al Congreso a reunirse para “eliminar inmediatamente las lagunas en la frontera” y alertó que en caso de inacción “la frontera o grandes secciones de ella cerrarán”.

Además, calificó la situación como “emergencia nacional”.

Si el presidente norteamericano Donald Trump da el paso y cierra la frontera con México por el problema de la migración, ocasionará daños a la economía de su propio país de tal magnitud que deberá pensarlo 2 veces.

Y es que el comercio transfronterizo asciende a unos mil 700 millones de dólares diariamente, y cualquier movimiento tendrá consecuencias de gran alcance para la economía de los vecinos del norte.

Por ejemplo, la producción de automóviles en la Unión Americana se detendría en unos días semana, en tanto que productores de carne de cerdo y leche estarían fuera de su mayor mercado de exportación. Más aún, compradores de comestibles enfrentarían escasez de varios productos, y ya ni decir sobre aumentos de precios conforme los suministros se acaban.

Ejemplo de esto es el caso del Aguacate Hass, que ganó 34% en su precio desde el lunes, y que es consumido por buena parte de los norteamericanos.

El Presidente Trump amenaza pero no tiene claro como cerraría la frontera con México y ha matizado su amenaza en las últimas horas, advertido además por asesores y aliados republicanos. Sugirió que Estados Unidos podría cerrar secciones de la frontera, sin descartar un cierre total, ya que a su juicio, “la seguridad es más importante para mí que el comercio”.

El cierre de la frontera tendría efecto bumerang para una economía como la estadounidense en la que las cadenas de suministro están muy unidas conn México  especialmente en industrias como la automotriz y los agricultores, ya afectados por la guerra comercial de Trump con China.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here