La canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió este sábado que la pandemia de coronavirus está lejos de terminar, en mime. Tos en los que hay brotes regionales que elevan los temores de una segunda ola de contagios.

Merkel dijo en su podcast semanal que que volver a encauzar la economía europea será su objetivo principal cuando asuma la presidencia rotativa de la Unión Europea la próxima semana.

La alemana destacó que todo el mundo debe asumir la responsabilidad conjunta de cumplir las normas de distanciamiento social, llevar mascarilla y mantener la higiene a medida que se suavizan los confinamientos.

En estos días 2 de los estados más grandes de Estados Unidos dieron marcha atrás y reinstauraron algunas restricciones contra el coronavirus ante el repunte de las infecciones.

Por su parte, India reportó más de 18 mil nuevos casos, superando la barrera del medio millón, la cuarta cifra más alta del mundo por detrás de Estados Unidos, Brasil y Rusia.

Por su parte, Egipto y Gran Bretaña aliviarán las medidas contra el virus al tiempo que China y Corea del Sur siguen combatiendo brotes más pequeños.

Autoridades alemanas renovaron la cuarentena en una región del oeste con cerca de 500 mil habitantes la semana pasada luego de que 1.300 trabajadores de un matadero dieron positivo por COVID-19, en un intento por evitar su propagación.

Alemania registrado cerca de 195 mil contagios de coronavirus y 9 mil fallecidos, con más de 177.000 recuperados. Pará
Merkel, “el riesgo que supone el virus sigue siendo elevado”.

Añadió que “es fácil olvidarlo porque Alemania ha llevado la crisis muy bien hasta el momento, pero esto no significa que estemos protegidos, que el riesgo se haya evitado: ese no es el caso, como demostraron esos brotes regionales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here