Un artículo publicado hace unos días en el Journal of School Health menciona que científicos de la Universidad estadounidense de Georgi concluyeron en un estudio que los adolescentes que no tienen relaciones románticas están menos deprimidos y tienen mejores habilidades sociales,

 

Brooke Douglas y coautora del estudio, menciona que “la mayoría de los adolescentes han tenido algún tipo de experiencia romántica entre los 15 y los 17 años”, circunstancia ha llevado a algunos científicos a sugerir que el amor durante la adolescencia es “un comportamiento normativo”, dando por hecho que quienes lo experimentan se hallan en su “desarrollo psicológico”.

 

Sin embargo, la investigación sostiene que el hecho de no tener citas amorosas a esa edad es una opción igualmente beneficiosa.

 

El nuevo estudio cuestiona la idea de que las citas son factor crucial para que los adolescentes desarrollen identidad y habilidades sociales, así como crecimiento emocional.

 

Tanto Douglas como Pamela Orpinas, coautora de la investigación, analizaron una base de datos recopilados para un estudio anterior en el que jóvenes estadounidenses de sexto a duodécimo grado confesaban si habían salido con alguien, y comentaban factores sociales y emocionales, como relaciones positivas con amigos, hogar y escuela, o los síntomas de depresión e incluso pensamientos suicidas.

 

Paralelamente, sus profesores completaban cuestionarios en los que calificaban el comportamiento de cada estudiante en áreas como las habilidades sociales, el liderazgo y los niveles de depresión.

 

Los autores del estudio encontraron que aquellos estudiantes que no salían con nadie tenían habilidades interpersonales iguales o mejores que lo que lo hacían con frecuencia. En cuanto a las habilidades sociales y de liderazgo, los profesores valoraron mejor a quienes no tenían citas y que tenían menos posibilidades de estar tristes, desesperanzados o deprimidos.

 

Orpinas señala que “en resumen, descubrimos que a los estudiantes que no tienen citas románticas les está yendo bien y, simplemente, están siguiendo una trayectoria de desarrollo diferente y saludable”.

 

Douglas hace un llamado a las escuelas para introducir la idea de que no tener relaciones románticas a esa edad es una opción igual de “aceptable y saludable” que tenerlas, subrayando que los jóvenes “tienen la libertad individual de elegir si quieren salir o no”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here