El expresidente boliviano Evo Morales aceptó que “fue un error volver a presentarse” a las elecciones, y aunque admitió que debería haber rechazado la propuesta, dijo que “ganamos la elección en la primera ronda”.

Entrevistado en la versión digital del diario alemán “Zeit”, el exmandatario boliviano que dejó el poder tras un golpe de Estado, dijo que asumió “la propuesta del pueblo” y aceptó competir “en base al fallo del Tribunal Constitucional”.

Para Evo, “el pueblo lo había decidido y yo acepté su propuesta para una cuarta candidatura en el marco de la Constitución”.

Morales, exiliado en Argentina, asegura que ganó la elección y defendió el recuento de sufragios pese a la polémica desatada por la súbita suspensión en el recuento y el importante cambio registrado al retomarse el conteo, en el que amplió y mucho su ventaja sobre el candidato opositor, Carlos Mesa.

El expresidente reiteró que “No hubo fraude”, y subrayó que la Organización de Estados Americanos incendió Bolivia con su informe electoral”, al tiempo que se dijo confiando en que su partido se imponga en los próximos comicios, previstos para el 3 de mayo, advirtiendo que en esta ocasión sí que “puede haber fraude electoral”.

Morales explicó que dimitió “para evitar la pena de muerte”, y que “la violencia que siguió, el fascismo y el racismo, no lo esperaba”, añadiendo que tiene previsto regresar a Bolivia antes de esas elecciones, para la campaña.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here