El fiscal de Francia acusó al presunto organizador de una fiesta de Año Nuevo a la que asistieron unas 2 mil 500 2.500 personas en una ciudad del oeste del país, la cual tuvo una duración de más de un día, hasta la madrugada del sábado.

En rueda de prensa el fiscal Philippe Astruc, dijo que el acusado puso en riesgo vidas durante el toque de queda y otras restricciones debido al coronavirus, además de que el sujeto, de 22 años, enfrenta a cargos por daños a propiedad y por drogas, entre otras faltas, y fue puesto bajo custodia.

Fiesteros franceses y de otros países arribaron la noche del 31 de diciembre a un hangar en Lieuron, para festejar la llegada del Año Nuevo y abandonaron el sitio hasta la mañana del sábado 2 de enero.

Funcionarios franceses señalaron que los asistentes atacaron a la policía cuando ésta arribó al lugar del fandango la primera noche, incendiaron un vehículo oficial } y lesionaron a 3 agentes.

El sospechoso fue arrestado luego de que la policía encontró dinero, drogas y equipo de sonido en Iffendic, al tiempo que multó a más de 1.600 personas, incluidas a 1.200 por violar las restricciones relacionadas con el coronavirus y a más de 200 por cargos criminales por drogas, agregó Astruc.

Se estima que ni el 5% de los participantes usaron mascarilla durante la fiesta, además de que drogas ilícitas fueron suministradas en el lugar

La fiesta se llevó a cabo a pesar del toque de queda nocturno que rige a nivel nacional en Francia, y los asistentes fueron advertidos de que la fiesta era un evento de alto riesgo de propagar el virus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here