Una demanda presentada en un juzgado de San Francisco responsabiliza a a la junta directiva Alphabet,  grupo matriz de Google, de encubrir denuncias por acoso sexual contra 2 altos ejecutivos.

Medios locales mencionan que el requerimiento judicial, resultado según la defensa de una “extensa investigación”, señala que la junta directiva de Alphabet incumplió su deber fiduciario, cometió abuso de control, se enriqueció de manera injusta y desperdició activos corporativos.

La querella precisa que “la conducta ilícita de los directores permitió que los comportamientos sexuales indebidos proliferasen y continuasen. Así, los miembros de la junta de Alphabet sabían y facilitaban directamente el acoso y la discriminación sexual”.

Google permitió a ejecutivos masculinos de “alto nivel, responsables de generar millones de dólares en ingresos” que se involucraran en conductas sexuales inapropiadas.

La demanda se produce meses después de que el diario New York Times informara que Google protegió al creador de Android, Andy Rubin, tras una denuncia de conducta sexual inapropiada, y compensó su salida de la compañía tecnológica en 2014 con 90 millones de dólares.


El diario expuso que Rubin fue uno de “3 ejecutivos a los que Google protegió en la última década después de que fueran acusados de conducta sexual inapropiada”, a partir de documentos corporativos y judiciales, y entrevistas ejecutivos y empleados actuales o anteriores de la empresa.

De acuerdo con lo revelado por el rotativo neoyorquino, en 2014 el actual consejero delegado de Alphabet -matriz de Google-, Larry Page, pidió la renuncia a Rubin al considerar la compañía “creíbles” unas alegaciones según las cuales este habría forzado a una empleada a practicar sexo oral con él en un hotel.

Después del revuelo causado por la publicación de The New York Times, el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, aseveró que la compañía ha despedido a 48 personas por mala conducta sexual en los dos últimos años.

Los empleados de Google de todo el mundo protestaron en noviembre contra los escándalos sexuales que surgieron en esas semanas y reclamaron que esa cultura de trabajo “terminase”. Una semana más tarde, Google anunció varios cambios en la manera en que la empresa lidia con los posibles casos de acoso sexual, comprometiéndose a ser más transparente en su gestión, más apoyo a las víctimas y a “redoblar” sus esfuerzos para ser una compañía representativa, equitativa y respetuosa. (Eefe)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here