“El Gobierno de Bolivia expresa su profunda preocupación por la injerencia de México en los asuntos internos de Bolivia y llama al diálogo constructivo a ese país, en el marco del respeto a la decisión soberana de los bolivianos de recuperar su plena democracia a través de elecciones libres y transparentes”, afirmó la Cancillería del país sudamericano.

El Gobierno de facto aseguró que “jamás violará la inmunidad de un recinto diplomático”, luego de la denuncia hecha por la Administración de Andrés Manuel López Obrador de “hostigamiento” e “intimidación” por parte de las autoridades bolivianas en su sede diplomática en La Paz, donde se encuentran personas refugiadas tras el golpe de Estado contra Evo Morales.

Para la cancillería boliviana, las autoridades mexicanas “han tergiversado y distorsionado la verdad”, con relación a las medidas de seguridad que se han tomado en la Embajada

La Cancillería boliviana también ha afirmado que “nada puede estar más alejado de la verdad” sobre su supuesta intención de ingresar a las instalaciones de la sede diplomática para “sacar a los asilados”.

Subraya que “es un país respetuoso de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas”. Y en el texto oficial, expresa su “profunda preocupación” por la “injerencia” de México en sus asuntos internos y pide un “diálogo constructivo”.

De igual modo, afirma que las relaciones bilaterales entre ambos países “se deterioraron” cuando la Administración de López Obrador “ayudó al expresidente Evo Morales a tergiversar la realidad sobre la lucha y voluntad del pueblo boliviano”.

De la presencia de drones y de personal policiaco a las afueras de la embajada, la cancillería boliviana guardó silencio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here