En reunión de trabajo con los titulares de la Autoridad Educativa Federal, y de las subsecretarías de Educación Básica, Media Superior y Superior, reiteró que la construcción de la Nueva Escuela Mexicana debe cimentarse en los principios de equidad y excelencia, así como en garantizar el acceso a la prestación de servicios educativos a un mayor número de niñas, niños, adolescentes y jóvenes.

 

Moctezuma Barragán recordó que, en el primer mes de la actual administración, y gracias a la participación de maestras y maestros, padres de familia, académicos, organizaciones civiles, alumnos y expertos, en los Foros de Consulta por un Acuerdo Educativo Nacional, el titular del Ejecutivo federal presentó la iniciativa de reforma a los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución para abrogar, definitivamente y sin reservas, la reforma de 2013.

 

Con el nuevo texto constitucional se garantizó el reconocimiento de las maestras y maestros como agentes de cambio para la transformación social; el establecimiento del interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en el acceso, permanencia y participación en la educación; la obligatoriedad del Estado para impartir educación gratuita y de calidad en todos los niveles, desde preescolar hasta el nivel superior; la atención prioritaria a comunidades indígenas y zonas de alta marginación, y la eliminación de cualquier acto que atente contra la dignidad del magisterio, destacó.

  

“Se implementó una reforma laboral carente de sensibilidad que provocó movilizaciones y protestas en todo el país. Desde su iniciativa hasta su entrada en vigor denostó a los maestros y no arrojó ningún resultado”, agregó.

 

El Secretario de Educación Pública recordó que, con la entrada en vigor de la reforma de 2013, se desarrollaron distintas movilizaciones, bloqueos y protestas en los estados de Michoacán, Guerrero, Zacatecas, Chiapas, Nayarit, Campeche, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua Tabasco, Veracruz y Tlaxcala, así como el plantón indefinido en Oaxaca.

 

Se desplegaron durante todo ese año, diversos contingentes de maestras y maestros hacia la capital del país con la intención de salvaguardar sus derechos y evidenciar el fracaso de una legislación primordialmente laboral, señaló.

 

Al revisar la ruta de implementación del Acuerdo Educativo Nacional, Moctezuma Barragán recordó, también, algunos de los avances en las políticas públicas implementadas para atender a la población en rezago como la Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez que, desde febrero de este año, aporta mil 600 pesos bimestrales, durante los 10 meses del ciclo escolar, a fin de abatir la deserción en ese nivel educativo.

 

Destacó el arranque del programa Jóvenes escribiendo el futuro, orientado a alumnas y alumnos de educación superior, inscritos en instituciones de atención prioritaria que viven en condición de vulnerabilidad y/o en zonas con altos índices de violencia, mediante el cual reciben 4 mil 800 pesos bimestrales, durante los 10 meses del ciclo escolar.

 

Moctezuma Barragán llamó a su equipo de trabajo a redoblar esfuerzos para consolidar el programa Rechazo Cero, y fortalecer el sistema de Universidades para el Bienestar Benito Juárez García, a fin de incorporar al Sistema Educativo Nacional a al menos 300 mil estudiantes en municipios de alta y muy alta marginación, durante el sexenio.

 

Asimismo, el Secretario de Educación Pública resaltó la apertura del Gobierno de México para establecer un diálogo abierto y permanente con la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación y el Sindicato Nacional para los Trabajadores de la Educación para recoger sus inquietudes y propuestas sobre los procesos de formación, capacitación y evaluación que plantea el Acuerdo Educativo Nacional.

 

Reconoció, además, la voluntad y el acompañamiento de las maestras y maestros para atender las disposiciones del Nuevo Calendario Escolar 2019-20, de 190 días de clase, y su compromiso para iniciar, en un ambiente armónico y de corresponsabilidad, la construcción de la Nueva Escuela Mexicana.

 

Durante los meses de agosto y septiembre de 2019 se acordó con los gobernadores de 11 entidades impulsar la equidad en la prestación de servicios educativos, y considerar el contexto social para incrementar la cobertura escolar en todos los niveles.

 

Se realizó, además, el foro Primera Infancia: Construyendo la Política Desde el Territorio donde se expuso, con el acompañamiento de la Secretaría de Gobernación, la necesidad de implementar políticas suficientes y pertinentes para acceder a los servicios de atención a la primera infancia, sobre todo, de quienes viven en condiciones de desventaja, vulnerabilidad social, pobreza extrema o en entornos inapropiados de salud.

 

El titular de la SEP comentó que la aprobación la legislación secundaria del Acuerdo Educativo Nacional: La Ley General de Educación; La Ley Reglamentaria para la Mejora Continua de la Educación, y la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, derivó de un ejercicio de consulta inédito del que formaron parte todos los actores del Sistema Educativo Nacional.

 

“Se realizaron más de 107 reuniones de trabajo en la SEP, y al menos 12, con los representantes de los distintos grupos parlamentarios y comisiones de la Cámara de Diputados”.

 

En último trimestre de 2019 se inició el programa La Escuela es Nuestra para el mejoramiento de la infraestructura escolar y equipamiento de más de 173 mil escuelas de educación básica en todo el país, y se instaló el Comité Consultivo del Sistema para la Mejora Continua de la Educación, con el propósito de consolidar un mecanismo de diálogo, consulta, análisis y toma de decisiones respecto a las funciones docentes y el desarrollo profesional del magisterio.

 

Se entregaron, también, las estrategias nacionales de Educación Inclusiva; de Atención a la Primera Infancia, y de Mejora de las Escuelas Normales, como parte del nuevo marco normativo en materia de educación en donde se precisan las líneas de acción de la SEP para el establecimiento de una educación integral y pertinente en todos sus niveles.

 

La Nueva Escuela Mexicana, concluyó el Secretario de Educación, es un proyecto en continua adaptación que se desarrolla de manera horizontal, flexible, plural y abierta, que está en comunicación permanente con las maestras y maestros, directores, supervisores, padres de familia, y con las autoridades educativas estatales. Para atender las distintas realidades del país requiere de la planeación y el escalamiento de sus políticas públicas en todos los sectores y en las 32 entidades del país.

 

foto. archivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here