Luego de que los partidos opositores al gobierno obtuvieran importantes resultados en los comicios del domingo en Hong Kong, la mandataria de la región semiautónoma, Carrie Lam, aceptó que los resultados “muestran la decepción de los votantes” con lo que ocurre en esta ciudad en donde las protestas sociales por mayor democracia cumplen ya medio año.

Lam expresa en un comunicado que el gobierno respeta el resultado de las elecciones, “escuchará humildemente las opiniones de la gente y reflexionará con seriedad” sobre los problemas de la ciudad, adelantando que “el Gobierno fortalecerá la cooperación con los concejales para resolver los problemas de los distritos que preocupan a la gente”.

Los representantes populares opositores electos, asumirán el 1 de enero de 2020, derivado de los comicios dominicales donde con una participación del 71,2% de votantes, los partidos cercanos a Pekín y a Lam solo consiguieron 59 concejales de distrito contra casi 300 que tenían antes, mientras que los prodemócratas se quedaron con 388 concejales de distrito.

La mayoría opositora implica que controlarán 117 asientos de los 1.200 miembros del comité que escogerá el próximo año al nuevo jefe Ejecutivo de Hong Kong.

Por su parte, el canciller chino, Wang Yi, insistió tras conocer los resultados electorales que “cualquier intento por socavar la estabilidad o incluso la prosperidad de Hong Kong acabará en fracaso”.

En China, el diario nacionalista Global Times aseguró  que la victoria de los prodemócratas “no fue aplastante”, ya que en porcentaje de voto la diferencia fue de 57% contra 41%, pero para varios expertos, la victoria opositora muestra que los ciudadanos están “insatisfechos” con el desempeño del oficialismo en la ciudad, aunque apuntan que se trató de una elecciones “altamente politizadas y sentimentales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here