El Vaticano informa este sábado que el papa Francisco aceptó la renuncia del arzobispo de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati, señalado por presunto encubrimiento de casos de abusos sexuales.

Reportes de la Santa Sede indican que el pontífice nombró ya en su lugar a un administrador apostólico, y detalla en un comunicado que el obispo de Roma aveotó la dimisión, sin más comentarios.

En sustitución del cardenal Ezzati, fue designado en sede vacante monseñor Celestino Años Braco, hasta este fin de semana obispo de la provincia de Copiapó.

La renuncia de Ezzati, de 77 años de edad, se produce en un momento en el que en se desarrolla en Chile una investigación por encubrir presuntamente casos de abusos sexuales a menores por parte de curas.

La justicia andina rechazó  el viernes la petición de sobreseimiento definitivo presentado por la defensa del arzobispo, y la Fiscalía indaga la participación del arzobispo de Santiago en delitos cometidos por el excanciller del arzobispado capitalino Óscar Muñoz, acusado de violación y abusos, así como del sacerdote Jorge Laplagne, denunciado por ilícitos cometidos en 2002. También está imputado por el encubrimiento del cura Tito Rivera, acusado de abuso en la catedral de Santiago en 2015.

Los obispos deben presentar sus renuncias al papa una vez cumplen los 75 años de edad, y Ezzati no lo había hecho.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here