La Universidad Médica de Varsovia ha hecho trampas y manchado su carácter de institución de alta educación, luego de que trascendió que aplicó la vacuna contra el coronavirus a políticos y famosos haciéndolos pasar por trabajadores médicos.

De acuerdo con las reglas establecidas, los primeros en recibirla debían ser los profesionales del sector de la salud, por lo que a la Universidad le espera una multa de parte de las autoridades.

Según se reveló, para aplicar la vacuna a políticos y famosos, la universidad registró “deliberadamente” a las celebridades como los trabajadores de la salud, un grupo prioritario para la vacunación.

La campaña de vacunación en Polonia comenzó el 27 de diciembre, y a principios de enero, se supo que un grupo de celebridades y políticos, entre ellos los actores Krystyna Janda y Wiktor Zborowski o el exprimer ministro Leszek Miller, recibieron la vacuna sin esperar su turno generó indignación.

El 4 de enero, la portavoz de la universidad, Marta Wojtach, anunció que una comisión especial reveló irregularidades en la campaña de vacunación. Ese mismo día, la directora del centro médico, Ewa Trzela, fue destituida de su cargo.

Asimismo, la institución médica se enfrentará a una multa de más de 70.000 dólares, informó el ministro de Sanidad del país, Adam Niedzielski.

Expresó que “es una pena mínima para la Universidad Médica de Varsovia por violar las normas del programa nacional de vacunación”, y agregó que hasta el momento, solo se trata de las infracciones cometidas el primer día de la vacunación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here