Entrevistado por la agencia Reuters, el presidente ejecutivo de la compañía de la manzana, Tim Cook, dijo que Apple tiene previsto bajar los precios de algunos modelos del iPhone fuera de Estados Unidos por segunda vez en los 12 años de historia del popular dispositivo.

Lo pretende hacer vinculando su precio de venta al que tenía en distintas monedas nacionales antes de la actual alza del dólar, medida con la que aspira a hacer frente a la caída de ventas del iPhone, especialmente en China.

El aumento del 10 % del valor de la moneda estadounidense durante el último año en China, ha vuelto a los productos de Apple más caros que los de sus competidores. Ahora, el precio del último modelo de iPhone XS, lanzado el pasado septiembre, comienza en los 999 dólares, mismo que tenía el iPhone X, en 2017.

Sin embargo, en países como la China y Turquía, la caída de las monedas locales frente al dólar había hecho el año pasado que el teléfono icónico de la compañía de la manzana fuera más caro que su antecesor.

Ahora, con la decisión de volver a los precios de hace un año en algunos mercados, será la firma fundada por Steve Jobs la que asumirá el alza de la divisa estadounidense, decisión anunciada después de que la compañía reportara la primera caída en las ventas del iPhone durante el período clave de las compras navideñas.

Hasta ahora, la compañía solo recortó los precios una vez, poco después de su nacimiento en el año 2007.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here