El Gobierno se Irán anunció este domingo que dejará de cumplir con la última de las limitaciones clave del Plan de Acción Integral.

El Grupo 5+1 (China, EEUU, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania) e Irán firmaron en 2015, tras varios años de negociaciones, el llamado Plan de Acción Integral Conjunto, que imponía limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

En mayo de 2018, Estados Unidos rompió el Plan de Acción Integral y empezó a imponer sanciones contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares.

En una nota oficial, Teheran señala que “el quinto paso de Irán a la hora de reducir sus obligaciones es negarse a cumplir con la última de las limitaciones prácticas clave del Plan de Acción Integral Conjunto sobre el número de centrifugadoras”.

Añade que añade que seguirá cooperando con el Organismo Internacional de Energía Atómica como hasta ahora y que está preparado para volver a cumplir con sus obligaciones si las sanciones que pesan sobre el país desaparecen.

Poco antes, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, el español Josep Borrell, analizó con su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif, los últimos sucesos en la región y la importancia de conservar el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán.

Borrell confirmó su disposición de actuar en calidad de coordinador en aras de lograr la unidad de los demás firmantes de pacto, que mantienen firma su propósito de cumplirlo al pie de la letra.

El jefe del Ejército de Irán, el general mayor Abdolrahim Mousavi, ha afirmó que duda que Estados Unidos se atreva a atacar las 52 posiciones de Teherán que el presidente Donald Trump, prometió golpear “muy rápido y muy duro”.

Trump anunció el sábado que su país reaccionará si intereses o ciudadanos estadounidenses son atacados por Teherán, al amenazar que “si Irán ataca a cualquier ciudadano o activo estadounidense, hemos establecido como objetivo 52 sitios iraníes (que representan a los 52 rehenes estadounidenses que Irán tomó hace muchos años), algunos de muy alto nivel y muy importantes para Irán y la cultura iraní.”

“Esos objetivos, y el propio Irán, serán golpeados muy rápido y muy duro”, prometió.

El Pentágono inició el desplazamiento de unos 3 mil 500 soldados a Oriente Medio. Las tropas serán transportadas de la base militar Fort Bragg, en Carolina del Norte, a Kuwait dentro de unos días.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here