Este 18 de enero se cumple un año de la tragedia en Tlahuelilpan, Hidalgo, y el gobierno federal presentó un informe sobre la atención ofrecida a las víctimas de la explosión en un ducto de Petróleos Mexicanos por una toma clandestina.

En su conferencia de prensa mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la tragedia, ocurrida hace un año, es el evento más triste que le ha tocado vivir en lo que va de su gobierno y refrendó su llamado a todos los que viven cerca de ductos para que no participen en la práctica del “huachicol”.

Acompañado por la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez, y el coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero, el mandatario dijo que se ha apoyado a familiares de las víctimas y “tenemos el compromiso de seguir atendiendo las causas” que originan el robo de combustible.

También refirió que, a pesar de la tragedia de Tlahuelilpan que dejó 137 personas muertas y 13 más heridas, Hidalgo es la entidad con más “huachicol”, seguido del Estado de México, por lo que llamó a la población a no participar ya que es un riesgo.

“Es un llamado a todos, a la población en general, a las comunidades que viven cerca de los ductos, no es lo que se roban de combustible, son las vidas, es un riesgo altísimo”, expresó López Obrador.

“Es un llamado a toda la población a que cuidemos este asunto y el compromiso nuestro es de seguir dando opciones, alternativas a los jóvenes…El que argumente que tiene que hacer estas actividades o se ve obligado, que nos informe y nosotros podemos emplearlo”, ofreció el jefe del ejecutivo federal

El mandatario federal dijo que estas prácticas se hacían ante la falta de oportunidades y en la que estaban involucradas las autoridades. En ese sentido, se comprometió a que su gobierno siga dando opciones para que no falte apoyo y haya trabajo. (Notimex)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here