Estamos trabajando en Veracruz para atender el problema de inseguridad y violencia, y para ello nos reunimos con el gobernador Cuitláhuac García para seguir apoyando al gobierno del estado y municipales dela entidad, dijo este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que lamentaba mucho lo que sucedió en Minatitlán y en otras partes.

En su conferencia mañanera, esta vez en el estado de Veracruz, el mandatario advirtió que llevará tiempo obtener resultados, porque “dejaron el estado y el país en una situación lamentable, de conflicto, de crisis, de contubernio entre delincuencia y autoridades.

Dijo que esa fue la herencia que se recibió en Veracruz, y que por lo pronto ya no hay ese contubernio que existía y no se tolera la impunidad, precisando que en los últimos gobiernos había mucha complicidad entre la delincuencia y las autoridades, pero que eso se termina y hay una inercia que poco a poco se irá enfrentando

Sobre los resultados en materia de homicidios dolosos durante el primer trimestre del año que difundió el Sistema Nacional de Seguridad Pública, el presidente dijo que es parte de lo mismo, que desde la época de Calderón se desató la violencia, y que va a llevar algún tiempo, pero va a empezar a bajar.

Agregó que la violencia en el país disminuirá en la medida en que se vayan consolidando 3 acciones:

Una, que se atienda a los jóvenes para que la delincuencia no se esté nutriendo de enganchar a los jóvenes; que ellos tengan garantizado el estudio y el trabajo; y que en la medida que se vayan consolidando los programas sociales, se van a ir aislando los grupos de delincuentes

Otra acción es que se va a constituir la Guardia Nacional. No habían cuerpos de seguridad, no se le permitía ni al Ejército ni a la Marina hacerse cargo de la seguridad pública, pero cuando tengamos presencia en todas la regiones de la sierra de Zongolica, vamos a garantizar la seguridad

Y que la autoridad ya no es el problema. No había frontera entre delincuencia y autoridad. En Veracruz se tiene un gobernador comprometido con el pueblo.  Nada que ver con otros gobernadores, que dijo, daban miedo y no los mencionaría, pues eran como personajes de terror

Sobre el  hecho de que permanezca como fiscal en Veracruz, Jorge Winckler, heredado del gobierno de Miguel Angel Yunes, el presidente López Obrador dijo que eso lo tiene que ver la autoridad responsable, pero que pensaba que fue un error que el gobernador pasado dejara un fiscal, cosa que fue muy común en los últimos tiempos

Sobre si reforzará su seguridad, después de la nueva amenaza que le hizo un grupo delictivo en Guanajuato, el jefe del ejecutivo federal respondió que quien gusta por la justicia no tiene nada qué temer. “tengo miedo como todos los seres humanos, peros no soy cobarde, La transformación va y no vamos a dar ni un paso atrás”, agregó

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here