La casa de arraigo de la colonia Doctores // Por Karina Ortega

Nadie sabe qué tan fuerte es hasta que tiene que demostrarlo, sabias palabras para cuando uno debe enfrentarse al dolor, la tragedia y la injusticia cuando un familiar es detenido ilegalmente y debe estar como medida precautoria el Centro Federal de Investigaciones mejor conocido como la Casa de Arraigo de la Colonia Doctores, y que es resguardada por elementos de la AFI (Agencia Federal de Investigaciones ) y por elementos del Ejército Mexicano y en donde los peores actos hechos por un ser humano se dan como cosas de todos los días, y donde el dolor, la tortura psicológica, los abusos de poder, la prepotencia y la tragedia son los elementos básicos en esta ecuación y para muestra basta una prueba quien llega arraigado a ese centro apenas baja de la camioneta de traslados y es obligado a desnudarse a pesar de la tortura previa la cual suele ser brutal e inhumana, y por lo que en muchas ocasiones a penas y pueden sostenerse en pie aún así es obligado a ponerse a ser ejercicio para mas exactitud lagartijas en frente de hombres y mujeres de AFI’S, ¿Se preguntaran para qué? ¿Por qué no? el director de dicho Centro lo estipulo como Protocolo de Bienvenida para humillar, vejar y disfrutar el espectáculo.

Este protocolo da muestra de lo que les espera a los hombres y mujeres que tienen la penuria de conocer de la peor forma el sistema del arraigo precautorio, y es ahí cuando al que le toca vivirlo de cerca, se encuentra de pronto inmerso entre el dolor y la impotencia que siente la familia de un detenido quien aún es “presunto delincuente”, ya que no ha sido juzgado, ni un juez le ha determinado una sentencia, más sin embargo sus garantías individuales automáticamente le son anuladas y sus derechos humanos… Bueno esos nunca existieron ya que las detenciones siempre suelen darse aunadas a la tortura extrema, vejaciones de toda índole y amenazas de perder su vida o la de un familiar querido.

Pareciera que en vez de avanzar en la justicia vamos en retroceso a la época de la Santa Inquisición donde cualquier persona podía ser puesta a disposición del Santo Oficio sólo por capricho de algún ocioso o poco escrupuloso que con el único afán de perjudicar a una persona avisaba cuál Testigo protegido del siglo XXI, sin poseer evidencias claras y contundentes a la supuesta autoridad investigadora sobre algún ilícito, y sin mas pruebas que el dicho de un individuo sin escrupulos le quita la libertad a un ciudadano a capricho de otro o de intereses mesquinos y en la mayoría de los casos bajo el amparo de la terrible corrupción de las autoridades. Entonces yo me pregunto la Figura del testigo protegido tienen mayor viabilidad que la credibilidad y honorabilidad de un ciudadano.
¡Sí! es terrible la forma en que la autoridad lleva a cabo sus investigaciones y detenciones en donde primero se detiene y después se investiga si es inocente o culpable, ¡Que absurdo verdad!, por desgracia en esa casa de arraigo y en muchas cárceles los internos en su mayoría son inocentes, carentes de un buen abogado y de dinero para sobrellevar un juicio. Es vergonzante que la ley en nuestro país se esté rigiendo bajo el dicho de un testigo protegido que en su mayoría sí son delincuentes pero que por el privilegio que les da la Ley de tener una nueva vida con un nivel socioeconómico muy bueno, una nueva identidad, cabe mencionar sin pagar por sus crímenes, se dedican a inventar, a ensuciar y destrozar la vida de ciudadanos ordinarios para continuar con su estatus, sus declaraciones… tan sólo pueden ser datos como un nombre que leyeron en un periódico, que escucharon en un restaurant, que vieron en una membrecía del club etc. pero que en su estatus es más que suficiente para señalarles y acabarles la vida, y sí, aunque no lo crean nosotros con nuestros impuestos les pagamos a esos delincuentes para que vivan cual reyes, es de preguntarnos hasta cuando continuaran existiendo esos llamados testigos protegidos ¡No Creen!; Y lo cierto es que ese ciudadano que trabaja honradamente, que vive de un salario, de pronto pierde su vida, su familia, su tranquilidad y se adentra en un infierno llamado sistema judicial, que no es más que un aberrante sistema de corrupción, de dinero y chantajes en donde las familias terminan siendo tratadas cual delincuentes y viven entre abusos, amenazas y sufrimiento. Y como el titulo bien lo rotula, las mujeres del arraigo no son más que esas madres, esposas, hijas y hermanas que se convierten en guerreras para sobrellevar ese mundo desconocido pero que día a día empieza a tomar sentido y dolorosamente las obliga a darse cuenta de que la vida no es de color rosa, aunque muchas lo saben desde siempre porque su vida no ha sido fácil, han trabajado duro y honradamente para sacar adelante a su familia, a sus hijos y nietos, y eso se demuestra tan sólo con ver sus manos curtidas de lavar a mano, de su ropa sencilla forzosamente rosa o azul cielo si es que quieren entrar a visitar a su familiar, además de hacer fila desde las 3 am o 4 am para lograr tener una ficha que ampare su entrada a pesar del frío, de la lluvia o de lo peligrosa que es esa zona de la ciudad de México, pero claro el amor a su familiar lo merece todo, cualquier sacrificio no es suficiente, y aún con poco dinero en la bolsa, quizás lo necesario para el transporte y si no, caminando para ahorrar unos pesos cruzan la ciudad o acampan en la calle cuando vienen de provincia pero con una fuerza interna que es de admirarse y respetarse.

Sí, esto es raro para muchos o desconocido para otros, pero esas mujeres se convierten en vigilas de esa Casa, a veces con gritos “te esperamos en la casa” que por un momento hacen reír o dan esperanza a ese ser que las ve tras los barrotes de las ventanas, pero que saben que haya afuera hay quien los esperara cada día por el gran amor que le tiene, y anhela verlo gozar de su libertad como debiera ser, y que no le importa sufrir todo para poder estar a su lado, y que cuantas penurias deba pasar… bien lo vale por el ratito que se puede convivir en familia, lo terrible de esto es que aún con el dolor que se vive diariamente por saber la injusticia del sistema judicial, porque claro hay muchos quienes merecen estar tras las rejas, pero hay muchos más que no debieran pagar por culpas inventadas y elaboradas para justificar un presupuesto dado por la federación para combatir la delincuencia, y que lo usan realizando detenciones sin ton ni son, que provoca y hace temer que cualquiera pueda estar en ese lugar, y todo, para justificar que se está trabajando ¡Que cosas verdad…!

Lo cierto es que esas mujeres después de hacer fila desde la madrugada junto a sus hijitos, entre cobijas, telitas improvisadas pegaditas una a la otra arropadas para aguantar la intemperie, se levantan cual reloj en punto al 5 para las 7 am, ¿Por qué? Porque a esa hora empiezan a dar las fichas para acceder a la casa de arraigo, como van pasando y consiguiendo su ficha su cara de felicidad es más que evidente porque significa que aún está ahí su familiar y podrán verlo, después de eso es como una fiesta todas corren para guardar sus cobijas en cuarterías postradas en frente de la Casa de Arraigo, en donde varias personas conviven en una misma habitación por $100 pesos al día, pero que en muchos casos es la opción perfecta para quienes vienen de provincia y no pueden pagar un hotel, ya que muchos o la mayoría son de escasos recursos. Con su ficha en mano y con sus niñitos en brazos corren a bañarse aun con agua fría para arreglarse en lo posible para que su familiar las vea bonitas y muy positivas, ya que al entrar al arraigo el deseo es darles valor, e ímpetu, para aguantar ese averno. A las 9:30am avisan que deben firmar las mujeres para acceder a la fila de revisión, que inicia a las 10.00am en punto ya que quien se retrasa además de recibir tremendo regaño puede llevarse el castigo de negársele la entrada, afuera del centro de arraigo la vendimia es única, hojas de papel de muchos colores, ropa de colores convenientemente para el delito por el que se encuentren arraigados, oraciones de santitos, libros motivacionales, juegos de cartitas y memoria para niños que puedan introducir mientras visitan a sus padres, comida casera, y claro dentro de las posibilidades económicas de las mujeres hay quienes compran hojas de colores para que su interno haga origami sinceramente verdaderas obras de arte como rosas, barcos, animales… una distracción en medio de esa tortura psicológica y una terapia perfecta para acortar las horas del día, también hay quienes compran estampitas de santitos para proveerles un poquito de fe entre tanto dolor, igualmente hay quienes pueden comprar una revista o un periódico o ropa determinada que necesiten en esa estadía, pero lo sorprendente es el sentimiento de fraternidad y compañerismo que se identifica entre quienes hacen esa fila, es como si todas se unieran, se ayudaran, y comprendieran unas a las otras quizás porque todas están en medio del mismo dolor y desolación, mientras tanto son revisados los objetos que desean ingresar hoja por hoja recibe la más impresionante revisión que uno pudiera imaginar, ¡Pero sí eso sólo quedara ahí estaría bien… pero no es así!, después de la exhaustiva revisión a las pertenencias empieza el verdadero abuso a esas mujeres, quienes no son delincuentes pero pareciera que por querer ver a sus familiares sus derechos humanos y sus garantías individuales también se les anularan, ellas pasan de 10 en 10 esa fría puerta blindada que divide la vida habitual, de uno de los peores lugares existentes en nuestra realidad judicial, este centro de Investigación es custodiado por elementos de la AFI y del Ejercito Mexicano quienes imponen su poder ante esas humildes mujeres quienes tienen que aguantar sus comentarios, sus burlas y sus ofensas porque el menor comentario es suficiente para negarles el acceso o lo peor puede ser suficiente para cobrárselas con su familiar quien está a merced de ellos el resto del día, una vez que pasan deben ponerse a disposición de cuanta revisión quieran hacerles, y curiosamente cada día agregan una más; En el cuarto en donde son realizadas las revisiones pasan 5 mujeres, y en muchos casos acompañadas de niñitos o bebecitos que se emocionan y aguantan la faena con el único deseo de abrazar a sus padres, tíos, o hermanos y claro estos también son objeto de revisión, en ese cuarto suelen haber 2 mandos encargadas de la revisión, las cuales en primera preguntan si hay alguien de primera vez para señalarles las reglas a seguir, de no ser así se inicia la revisión rutinaria (la cual en teoría debieran ser mostrar su ropa interior, movérsela para evitar introducir un mensaje u objeto, mostrar los zapatos, si traen calcetines quitárselos y mostrarlos, soltarse el cabello para evitar introducir algún objeto prohibido, lo cual es de entenderse y está correcto se trata de una casa precautoria), desgraciadamente esto no es siempre depende de quién está a cargo, ahí quienes siguen éticamente la sesión, sin embargo, hay quienes se rigen del humor que tienen en ese día o de lo perversas que sean para obligar a las mujeres a ciertos mecanismos de revisión excesivos, pero que decir de esas autoridades que disfrutan de esas revisiones, exceden y obligan a quitarse la ropa a esas señoras y jovencitas, violando sus derechos humanos cuando las obligan a desabrocharse el brassier levantárselo y mostrarles los senos y las palmas de las manos al mismo tiempo, “según esto por su propia seguridad”, y que decir cuando se deben bajar el pantalón y mostrarles el calzón y moverlo a gusto de la autoridad girando, aún cuando se vea todo o quizás esa es la razón, caray porque vejar a esas mujeres a placer de otras mujeres que carecen de todo respeto hacia los derechos humanos y a los tratados internacionales con los que México tiene convenios, y por si fuera poco esa revisión es repetida al salir de la casa nuevamente, y en ocasiones sólo se halla la mujer familiar del arraigado con 1 o 2 autoridades, y ni quejarse porque son capaces de todo, cualquier comentario le hacen sentir que es la siguiente en la lista de detención, y por supuesto las burlas y los comentarios fuera de contexto de las que hacen gala… caray y esas son nuestras autoridades quizás por eso México está como está.

Lo cierto es que está es una realidad cruda e injusta la que deben vivir día a día estas mujeres, ¿Yo me pregunto? porque no velar por los derechos de esas mujeres para que sean respetadas y no vejadas por la misma autoridad, cuantas asociaciones, fundaciones, organizaciones existen a favor de los derechos de las mujeres porque no voltear y hacer algo en contra de esta injusticia, hoy en día con la realidad actual que estamos viviendo, cualquiera puede estar en un momento determinado en esa circunstancia, no esperemos a vivirla para alzar la voz y decir la verdad, ya basta de tanta ilegalidad, infamias y abusos de poder, por mí, por ellas y por las que no tienen voz. ¡YA BASTA!

Escrito por:

Lic. En Comunicación y R.R.P.P. por la Universidad Latinoamericana, Maestra en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septien García. Colabora en Atei Televisión Iberoamericana – El Portalvoz, MujeresNet.Info, y Política al Día. Colabora en La Carpa con "Mente Abierta"