Hoy hacemos una pausa en las efemérides del mundo de la música para adentrarnos la vida de Mario Puzo, quien nació el 15 de octubre de 1920 con el nombre de Mario Gianluigi Puzo en Manhattan y quien fue un escritor y guionista conocido como por su obra maestra, El padrino, en 1969, que llevada a la pantalla es considerada por muchos críticos la obra más importante que has tenido el cine en su historia.

Mario formó parte de una familia de inmigrantes italianos y de joven ingresó a la Universidad de Columbia donde estudió Ciencias Sociales, interesándose especialmente por la literatura.

Sus dos primeras obras, La arena sucia y La Mamma, fueron bien recibidas, pero hay coincidencia generalizada en que la consagración definitiva de Pyuzo llegó con la publicación de El Padrino, obra con la que además consiguió 2 premios Óscar por su trabajo de coguionista de las partes primera y segunda de la película. por trabajo en el guion de la tercera fue también nominado, pero no logró el galardón.

Asimismo, las partes primera y segunda de la cinta, dirigidas por Francis Ford Coppola, fueron distinguidas con el premio a la mejor película en sus respectivos años.

Cuentan los biógrafos que Puzo tenía 46 años, muchas deudas, pobres ganancias por su trabajo y 5 hijos qué mantener tras publicar 2 novelas bien recibidas por la crítica e ignoradas por el público. Tras publicar su segunda novela, le presentó a su editor el proyecto de su siguiente novela pero no le dieron adelanto alguno y el editor aconsejó a Mario contar las historias ítaloamericanos pero que les agregara historias de mafiosos porque eso atraía público.

Nunca tuvo contacto con el medio del crimen y explicaba que Don Corleone era un personaje que lo espantaba. Además, decía que su mafia era una versión romántica del mundo criminal real, y que de haber formado parte de la mafia, “jamás habría tenido que escribir”.

Escribió decenas de cuartillas y la editorial Putnam le ofreció 5 mil dólares de anticipo, que aceptó de inmediato y a duras penas hizo otro avance de un libro que no deseaba escribir, recibiendo otro cheque con el segundo tercio del dinero pactado. terminó su libro al que llamó La Mafia y lo dejó en las oficinas de la casa editora, para irse con su familia a Europa tras cobrar el último tercio del dinero pactado.

A su regreso, fue recibid por el editor quien le informó que su texto fue circulado y habían recibido una oferta de 375 mil dólares para la edición en paperback, oferta que luego subió a 410 mil dólares y fue aceptada-

Cuando apareció en abril de 1969, ya con el título  de El Padrino, pasó un año y medio en el top de las listas de los más vendidos, y antes del estreno de la película, ya había vendido más de 8 millones de ejemplares

Más aún, Puzo llegó a afirmar que la justicia debía ser una constante en la sociedad; sin embargo, estaba decepcionado de cómo se impartía en Estados Unidos donde, según él, la ley protege más a los criminales con dinero que a la gente común.

Otras novelas de Mario fueron Los tontos mueren, El siciliano, La cuarta K y El último Don, difundidas después de su éxito arrasador con El Padrino.

Mario Puzo murió en su casa de Long Island en julio de 1999 a causa de un paro cardíaco, después de finalizar la escritura de Omertà.

Puzo dijo en alguna ocasión que su felicidad residía en una buena comida, practicar tenis, apostar jugando, mirar el techo de su casa durante horas y escribir.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here