La Policía Militar brasileña confirmó la muerte de un sujeto que mantenía secuestrada a  unas 30 personas en un autobús en Río de Janeiro. El individuo fue neutralizado por un francotirador y los rehenes se encuentran en buen estado.

De acuerdo con las autoridades, el plagiario portaba un arma de juguete, y cuando bajó del autobús y tiró una bolsa a los policías, fue ultimado por el francotirador antes de que subiera de nueva cuenta al vehículo.

El informe preliminar de la Policía Militarizada señala que el hombre, que estaba embozado y armado, murió durante su traslado en ambulancia al hospital.

El episodio comenzó antes de las 6 de la mañana y de acuerdo con la portavoz de la Policía de Carreteras Federal, Sheilla Sena, el hombre se identificó como policía militar, “poniendo a los pasajeros en peligro al amenazarlos de que iba a incendiar el autobús, pero se desconoce cuál es el propósito real”.

El vehículo había salido de Sao Gonçalo, el segundo mayor municipio del estado con destino al centro de Río de Janeiro. El Batallón de Operaciones Especiales la Policía en Río de Janeiro desplazó varias unidades al lugar de los hechos, informó Mauro Fliess, portavoz de la PM, incuidos francotiradores.

Las autoridades cortaron la circulación en la carretera que comunica Río de Janeiro y Niterói, y hasta el momento se desconocen las motivaciones del individuo, quien liberó a 6 personas durante  las negociaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here