El futuro de Norcorea. Por Héctor Tenorio

El futuro de Norcorea. Por Héctor Tenorio

0

El líder norcoreano, Kim Jong Un obtuvo el respeto del presidente estadounidense, Donald Trump. El hecho no es menor, es el único mandatario del mundo que lo ha conseguido hasta el momento.

En la cumbre de Singapur se impuso un discurso conciliatorio en vez de una retorica de guerra. Las reuniones entre ambos países se repetirán cuantas veces que sea necesario. No será sencillo alcanzar la desnuclearización de la península, resultará un largo proceso que puede durar de diez a 15 años y costaría alrededor de 20.000 millones de dólares: 5.000 millones para el desmantelamiento de las bombas e instalaciones; 5.000 para la construcción de dos reactores nucleares para producir electricidad y 10.000 en gastos indirectos, para reconstruir la maltrecha economía norcoreana.

En este contexto, Corea del Norte manifestó su firme e inquebrantable compromiso con la completa desnuclearización de la península. A cambio, Estados Unidos prometió otorgar garantías de seguridad al país asiático. Sin embargo, no se establecieron plazos en el documento que firmaron ambas naciones y que cuenta con cuatro puntos:

trump-kim

  • Establecerán nuevas relaciones de acuerdo con el deseo de paz y prosperidad de los pueblos de los dos países.
  • Unirán esfuerzos para construir un régimen de paz estable y duradera en la península coreana.
  • Reafirmaron la Declaración de Panmunjom, firmada en la cumbre entre las dos Coreas el pasado 27 de abril, y Corea del Norte se comprometió a trabajar hacia la desnuclearización completa de la península coreana.
  • Pactaron recuperar los restos de los Prisioners of War(POW) -prisioneros de guerra-, así como de los ciudadanos Missing in Action (MIA) -perdidos en acción-, incluida la repatriación inmediata de los ya identificados.

Por lo pronto, Washington y Seúl terminarán con las maniobras militares que llevan adelante en la zona de la península. No obstante, las sanciones contra Corea del Norte se mantendrán hasta que se levante la amenaza del uso de armas atómicas.

     Para entender la magnitud de lo signado hay que tomar en cuenta los siguientes datos. Corea del Norte posee entre 15 y 20 bombas nucleares y podría llegar a las 60. En su arsenal cuenta con cerca de un millar de misiles de diferentes alcances: Los cohetes intercontinentales son capaces de alcanzar cualquier punto del territorio estadounidense; los misiles, el Hwasong-15, pueden cubrir una trayectoria de 13.000 kilómetros; los 200 misiles Nodong, son capaces de alcanzar Japón; mientras que sus 600 Scud, pueden llegar a Corea del Sur y los 50 Taepodong y Musudan, podrían atacar Guam y parte de la costa oeste de EE UU. Además el ejército norcoreano se compone de más de un millón de efectivos, es el cuarto del mundo (abajo de China, India y EE UU). Tiene más de 1.300 aviones, 300 helicópteros, 430 buques de combate, 250 barcos anfibios, 70 submarinos, 4.300 tanques, 2.500 vehículos blindados y 5.500 lanzaderas múltiples.

kimtrump

     Muchos analistas no creen que Pyongyang esté dispuesto a renunciar a su poder nuclear como demandan los estadounidenses. En este sentido la opinión pública de Estados Unidos consideró que el acuerdo de desnuclearización fue ambiguo e impreciso. Republicanos y demócratas exigieron la máxima presión económica a base de sanciones mientras las negociaciones avancen.

     Para ellos, Pyongyang no ofreció nada nuevo, por el contrario, Washington se comprometió a parar sus ejercicios militares anuales con los aliados surcoreanos, lo que constituye una concesión significativa.

     ¿El vecino del norte se ha debilitado ante los ojos del mundo ó Trump comienza a preparar su reelección?