Cambridge Analytica compartió datos con Rusia: informante

Cambridge Analytica compartió datos con Rusia: informante

0

Un informante aseguró en una audiencia en el Congreso de Estados Unidos sobre la injerencia de Moscú a la campaña electoral de Estados Unidos de 2016, que la consultora Cambridge Analytica compartió información con compañías ligadas a la inteligencia rusa y usó investigadores de este país.

Christopher Wylie, exempleado de la consultora británica y quien filtró información sobre el secuestro de datos privados de millones de usuarios de Facebook por parte de la firma británica, aseguró a una comisión del Senado que cree que la inteligencia rusa tuvo acceso a estos datos, y que el investigador ruso-americano Alexander Kogan, creador de una aplicación para obtener datos de usuarios de Facebook, trabajaba al mismo tiempo en proyectos financiados por Rusia.

A su juicio, “esto significa que, además de los datos de Facebook a los que accedieron en Rusia, existen motivos razonables para sospechar que Cambridge Analytica podría haber sido un objetivo de inteligencia de los servicios de seguridad rusos… (y) que los servicios de seguridad rusos podrían haber sido informados de la existencia de los datos de Facebook de CA”.

En su testimonio presentado por escrito, Wylie agregó que Cambridge Analytica “usó investigadores rusos para recoger sus datos, y abiertamente compartió información sobre ‘campañas de rumores’ e ‘inoculación actitudinal’ con compañías y ejecutivos vinculados a la agencia de inteligencia rusa FSB”.

La audiencia forma parte de la investigación en Reino Unido y Estados Unidos sobre el uso indebido de datos de Facebook por la consultora británica que trabajaba para la campaña de Donald Trump durante las elecciones presidenciales de 2016.

Wylie relató que “el espíritu de la compañía era ‘todo vale'”, incluido “intentar desviar fondos del ministerio de salud de un país africano a la deriva para apoyar la campaña de reelección de un político”.

El informante también aseguró a los senadores que uno de los principales objetivos de la firma era desalentar la participación en los comicios, especialmente a los votantes negros, una de las prioridades de Steve Bannon, aliado de Trump.