16 de marzo 2018 día mundial del sueño. Por: Dra. Mónica Núñez

16 de marzo 2018 día mundial del sueño. Por: Dra. Mónica Núñez

0

El sueño es un estado normal de autorregulación y reposo uniforme de un organismo. La palabra sueño proviene del latín somnus, que significa somnífero, somnoliento,  sonámbulo y  designa el acto de dormir así como el deseo de hacerlo. Se caracteriza por que hay niveles bajos de actividad fisiológica en la presión sanguínea y respiración; además de  una respuesta menor ante estímulos externos.

El sueño, una necesidad primaria. Es fundamental dormir y esto sucederá de forma natural aunque un individuo no quiera. Sin embrago, no se trata solo de dormir, es necesario un número suficiente de horas y que el sueño sea de calidad, es decir, que sea reparador y que permita restaurar el organismo para afrontar la posterior etapa de vigilia.

 Existe una celebración vinculada a una fecha que se le llama Día Mundial del Sueño, es celebrado el viernes anterior al equinoccio de Marzo. Durante este día se realizan diversas actividades en todo el mundo, con el objetivo de llamar la atención sobre distintos problemas vinculados al sueño: incluyendo la medicina, la educación y los aspectos sociales.

“Únete al mundo del sueño, conserva tus ritmos para disfrutar de la vida” Este es el eslogan escogido este año 2018, por la WASM; La Asociación Mundial de Medicina del Sueño (World Association of Sleep Medicine) vinculado a la Sociedad Española del Sueño, para celebrar el Día Mundial del sueño.

Cada año la asociación designa un día en marzo y un eslogan para la celebración; en ese  día se realizan actividades en todo el mundo con el objetivo de abordar los distintos problemas vinculados al sueño. Se intenta promover la prevención, la educación y una mejor comprensión de este trastorno que afecta a salud y la calidad de vida del 45% de la población mundial.

FASES DEL SUEÑO

El registro de los parámetros para definir los estados de sueño y de vigilia se denomina polisomnografía. Son patrones electrofisiológicos que describen dos estados del sueño; se observan mediante el electroencefalograma,  el electrooculograma (E.OG) que es  una medición de los movimientos oculares y el electromiograma de superficie (EMG). Así se dice que hay un periodo de:

  1. Sueño sin movimientos oculares rápidos o sueño no MOR o NMOR. En el que se pueden diferenciar 4 fases. Que va desde la Fase I del NMOR o sueño ligero; hasta la Fase IV del NMOR sueño de mayor profundidad.
  2. El sueño de movimientos oculares rápidos (MOR; REM, en inglés), o fase V del sueño, conocido también como sueño paradójico. En esta etapa se presentan las ensoñaciones; y puede haber de 4 a 6 periodos durante la noche.

NECESIDADES DE SUEÑO POR EDADES

  • Un recién nacido requiere dormir casi todo el día, con un 50 % de sueño activo, equivalente al sueño MOR.
  • En lactancia los períodos de vigilia son más prolongados, se consolida el sueño de la noche; el sueño MOR desciende al 25-30 %, que se mantendrá durante toda la vida.
  • De 1-3 años el niño ya sólo duerme una o dos siestas durante el día.
  • De los 4 años a la adolescencia ya se es hipervigilantes, pocos duermen siesta con un sueño nocturno de 9-10 horas.
  • En los individuos jóvenes reaparece la necesidad de una siesta a mitad del día.
  • En un adulto el sueño oscila entre 5 y 9 horas, variando el horario de sueño entre noctámbulos y madrugadores.
  • En épocas de mucha actividad intelectual o de crecimiento o durante los meses del embarazo, puede aumentar la necesidad de sueño, mientras que el estrés, la ansiedad o el ejercicio físico por la tarde pueden disminuirlo.
  • En los adultos mayores se va fraccionando y tienen frecuentes episodios de despertar; están más tiempo acostados, dormitan durante el día y hacen  varias siestas cortas. Se reduce el porcentaje de sueño en fase IV permaneciendo el sueño MOR, que se mantiene más constante a lo largo de la vida

IMPORTANCIA DEL SUEÑO

Los seres humanos viven actualmente bajo la influencia de tres tipos de “relojes” o tiempos:

  1. El tiempo interno, que es el que marca el reloj biológico.
  2. El tiempo social, que impone las obligaciones laborales, familiares y sociales.
  3. El tiempo ambiental, que está determinado por la luz y oscuridad generada por el ciclo solar.

Con un sencillo test, desarrollado por el Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia, se puede  saber si estos tres tiempos están sincronizados o, si, por el contrario, es adecuado ajustarlos para tener una mejor calidad de vida y evitar el estrés cronobiológico.

Durante el sueño profundo (Fase IV), se produce la restauración física y durante el sueño MOR (Fase V) la restauración de la función cognitiva o sea el proceso de aprendizaje, memoria y concentración.

El sueño es una función vital; es imprescindible no puede vivir sin dormir. Es restaurador ya que repara al cuerpo cada día. Es complementario y fundamental para asegurar la vigilia, para poder estar despierto al día   En caso contrario hace padecer insomnio el cual afectará de forma negativa todos los ámbitos de nuestra vida como el cognitivo, físico y anímico.

BIBLIOGRAFÍA

  1. http://www.ses.org.es/dms.html
  2. http://ses.org.es/eventos/dia-mundial-del-sueno/
  3. Sandoval Kingwergs, G. (2002). Factores de riesgo relacionados con el insomnio: Aplicación del Inventario de Salud, Estilos de Vida y Comportamiento (S.E.Vi.C.). Tesis de licenciatura. 219 pp. México: Facultad de Psicología, UNAM.
  4. http://worldsleepday.org/
Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*