Exige Rusia acceso a la sustancia química con la que el exespía fue envenenado

Exige Rusia acceso a la sustancia química con la que el exespía fue envenenado

0

Rusia pidió acceso a la sustancia química que provocó el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal en Reino Unido antes de dar las explicaciones que exige Londres, dijo este martes el ministro de Exteriores ruso Serguéi Lavrov.

En rueda de prensa, Lavrov explicó que “hemos exigido con una nota oficial acceder a esta sustancia y (…) a todos los hechos de la investigación porque una de las víctimas es la ciudadana rusa Yulia Skripal”, la hija del exespía.

El canciller ruso precisó que Rusia es “inocente” y está dispuesta a “cooperar” con las autoridades británicas en la investigación del envenenamiento de Skripal, un día después de las acusaciones de la primera ministra británica Theresa May sobre la responsabilidad rusa en el caso.

El gobierno británico ultima  las medidas contra Rusia si ésta no explica antes de medianoche el intento de asesinato y el equipo de May celebra este martes su habitual reunión semanal, que estará dominada por el asurto intento de asesinato del excoronel ruso y su hija en Salisbury.

Una respuesta rusa insatisfactoria daría paso a “contramedidas, económicas, financieras, diplomáticas, y luego, obviamente, se habla mucho de las sanciones Magnitsky”, dijo el ministro de Vivienda, Dominic Raab, a la BBC.

Por “sanciones Magnitsky”, Raab se refiere a la ley homónima de Estados Unidos, sin equivalente británico, que sanciona a funcionarios extranjeros implicados en abusos a los derechos humanos y que se aprobó para castigar a los responsables de la muerte del contable ruso Serguéi Magnitsky en una cárcel de Moscú, cuando investigaba la corrupción en el Kremlin.

El diario The Times, citando a un funcionario del gobierno sin identificar, habló también de la posibilidad de que Londres lance un ciberataque, por ejemplo diseminando un virus en sistemas informáticos estratégicos rusos, e incluso hay llamados a retirar al equipo de Inglaterra del Mundial de Rusia-2018.

May estimó en el Parlamento que es “muy probable” que Rusia esté tras el atentado, basándose en su historial de liquidación de disidentes y antiguos agentes, y en el gas nervioso usado para perpetrarlo, del tipo Novichok, fabricado en laboratorios militares rusos a partir de los años 1970 y más potente que el sarín o el VX.

La cancillería rusa convocó este martes al embajador de Gran Bretaña en Rusia en respuesta a las acusaciones de la primera ministra británica Theresa May de la responsabilidad rusa en el envenenamiento de un exespía ruso en territorio británico.