La empatía: Por Nallely Vázquez

La empatía: Por Nallely Vázquez

0

Hola una vez más, mis deditos ya estaban más que listos para escribir, hoy hablaremos de un tema que me recomendó mi amiga Nan y es (fanfarrias por favor): la empatía.

Todos hemos escuchado el término por lo menos una vez en la vida y creemos entenderlo pero les tengo una noticia muy triste, no hay una definición exacta de empatía (ya pueden soltar el llanto), nadie, ni siquiera los especialistas de la mente, las ideas, las neurociencias, etc. han llegado a una definición consensuada del término, es decir, hay quienes la entienden desde el punto de vista cognitivo como Lipps (1903) que dice que la empatía es “la tendencia del observador a proyectarse dentro de lo que está observando” y hay quienes la entienden como una respuesta afectiva del ser ante algo con lo que simpatiza, incluso Davis (1996) la definió como “ponerse en los zapatos del otro” (esta es una de las definiciones más originales, no sé cómo no se me ocurrió a mí!).

Así que, como no hay una definición exacta los expertos decidieron que antes de desatar la Tercera Guerra Mundial por este tema se harían amigos y la empatía sería entendida de la siguiente manera: “Se puede comprender a la empatía como una capacidad que puede estar presente o ausente en una persona. A la vez esta ausencia o presencia puede ser total o parcial. Si es total, estamos frente a una visión dicotómica en la cual la persona ha de tener dicha capacidad o no, sin un punto medio. En la visión parcial, la capacidad puede ser comprendida como un continuo, en el cual la persona puede poseer distintos grados de empatía.” (Olivera,2010).

¿Le entendiste verdad?, ¿no?, ¿en serio?, ¡pero sí está clarísimo!, la empatía es una capacidad que puedes tener o no, que tenerla o no puede ser todo o en parte o que puedes tenerla o no sin punto medio por si fuera poco, como esta definición crea mucho debate es común que el profesional deba precisar el aspecto de la empatía que necesita tratar y así surge la proyección empática, la sintonía empática o la resonancia empática (y luego se preguntan porque nadie quiere ir al psicólogo!!!!).

empatia-1

Pues bien, en aras del acercamiento de la psicología a las personas y de las personas a la psicología trataré de desenredar este problema de la manera más eficiente empezando por pedirte que te olvides de todo este enredo profesional que te he mostrado antes (sólo por hoy avienta las definiciones por la ventana) y una vez liberados empecemos.

La empatía no es fácil de definir porque implica actitudes, sensaciones, sentimientos, cogniciones, etc. pero lo que sí podemos entender es ¿qué es en la práctica?, Batson (2009) hombre muy coherente entre tanto enredo propone ocho fenómenos de la empatía que son muy sencillos de entender, entonces, la empatía es:

  • Tomar contacto con el estado interno de otra persona
  • Tomar la postura o adoptar la respuesta neural similar a la de otra persona a la que se observa.
  • Sentir lo que otro siente.
  • Proyectarse en la situación de otro.
  • Imaginar cómo piensa o siente otra persona.
  • Imaginar como uno se sentiría en la situación de otra persona.
  • Sufrir ante la observación del sufrimiento de otra persona.
  • Sentimiento que despierta otra persona que está sufriendo.

empatia-2

Pongamos un ejemplo (conozco a alguien que le encantan los ejemplos y dice que esto es lo mejor de lo mejor para entender así que ahí te va) Imagina que estás en la calle caminando tranquilamente muy feliz con tus audífonos puestos, con toda la actitud y ritmo en tus pasos y a lo lejos ves a un espécimen guapísimo (hombre o mujer tu decide) que carga una caja en las manos, se miran, se levantan la cejita y de repente zaz por andar de coqueto distraído el espécimen se tropieza y se cae escandalosamente, la caja se suelta de las manos y escuchas el inconfundible sonido de cristal roto.

Tu todo amabilidad te acercas y le ayudas a levantarse, el espécimen muerto de pena por la caída voltea a ver la caja y expresa un ¡no! con ese tono trágico con el que dices ya valió… y le preguntas ¿estás bien? Mientras recoge su caja desesperadamente te dice de manera atropellada que es un jarrón ridículamente caro del Director General de su empresa y remata con un triste y muy lastimero: me van a correr…. Detente ahí, ¿lo sentiste? Sí, ese piquete en el corazón y en el estómago, ese “pobrecita”, “que mala onda”, “y ahora cómo lo ayudo”, esa sensación de tristeza, pena e incluso lástima eres tú siendo empático con el sentimiento del otro.

La empatía es una de esas cosas que son inherentes al ser humano, todos hemos sentido empatía en menor o mayor medida, incluso si eres de los que creen que eres ajeno al mundo y nadie te importa te aviso que si no es por una persona también se puede tener empatía ante el sufrimiento animal o vegetal y hasta empatía por las cosas, nunca te ha pasado que ves un calcetín solo y roto en tu cajón y por un momento sientes “pobrecito calcetín se quedó solito y lo tiraré a la basura sin que sepa qué pasó con su amigo calcetín”, no creo ser a la única que le pasa, ¿o sí?.

Bueno, dejemos de pensar en el calcetín, la capacidad que el humano tiene de entender lo que el otro siente o puede sentir es un reflejo de lo que él ha sentido, no podríamos entender la tristeza y desesperación del otro si no la conociéramos en carne propia y no tiene que ser de la misma magnitud para entenderla sólo basta haberla sentido, si tú crees que no tienes empatía por nada ni nadie o que sientes de manera muy intensa todo lo que les pasa a los demás no dudes en acudir con un especialista para que te ayude a entender porqué te sucede esto.

 

No olvides que si tienes dudas o necesitas atención más especializada como una terapia o asesoramiento psicológico me puedes escribir:

Twitter e instagram: @Psico_Descubrir

Facebook y YouTube: Psico Descubrir

Al mail: psico.descubrimiento@gmail.com

Al WhatsApp: 5512314927

O en la página: https://psicodescubrir.com

Déjame también tus comentarios o tus experiencias en este portal y no olvides darte una vuelta por el blog de Nan a quien le agradezco profundamente me haya recomendado este tema que nunca se me hubiera ocurrido y que además me divertí mucho escribiéndolo. http://nancyblueangl.blogspot.mx/

Nos leemos pronto.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*