El autoconcepto y la identidad individual. Por Nalleli Vázquez

El autoconcepto y la identidad individual. Por Nalleli Vázquez

0

     Hola una vez más, espero de todo corazón que se encuentren maravillosamente bien y que esta semana vertiginosa les haya traído cosas muy buenas.

En un caso particular esta semana ha sido de reflexiones y más reflexiones, los pondré en contexto para poder comenzar con el tema: he tenido una afección en mi cabeza que el día de hoy me ha impedido utilizar mi plancha  la cual religiosamente uso todos los días (para mí fue casi un cataclismo que precedía al fin del mundo) porque según yo, usarla hace que mi cabello se vea muy lindo, por tanto, me hace ver mejor.

Y ahí está el punto central del día “según yo”, según mis ojos, según mi espejo. Eso que creemos de nosotros mismos es el tan comentado autoconcepto o self, que si nos vamos al libro, se define como “La suma total de sentimientos y pensamientos que un sujeto tiene sobre sí mismo, como objeto” (Grecas y Burke, 1995).

Sí, leíste bien ¡¡¡Como objeto!!! Observamos nuestro ser con el mismo ojo crítico con el que valoramos si compramos un florero porque se ve bien o no y esa imagen (que en algunas corrientes psicológicas se llama el “mi”) se graba en el subconsciente por lo que no necesitas decirte “hoy me veo como una ballena”, si así lo sientes así se graba (aunque no sea cierto, como me dijo alguien muy importante para mí: “las ballenas no están gordas, tienen el peso adecuado para ser una ballena”).

Después de grabar esta imagen en el subconsciente pasa al ser consciente (es decir, el “yo”), ya no solo lo sientes, tomas consciencia de eso, lo vives, lo expresas y de repente, de ser un hombre o una mujer hermosos pasamos en un instante a sentirnos gordos, feos, torpes o cualquier imagen que le hayas enviado al subconsciente.

Un día entonces te despiertas, estás solo en tu habitación y sin decir palabra te miras al espejo y notas una gran cantidad de arrugas (tu pensamiento empieza a volar: Válgame, ya parezco pergamino antiguo), estás flojo de este lado y de aquel (¡oh por Dios! De dónde salió tanta piel), te volteas para verte por atrás y decides que no sabes cuál de los dos lados es más penoso (y rápidamente piensas: debo recordar comprarme un espejo que no sea de cuerpo completo) y tu vestimenta se convierte en el  atuendo que te quede más flojo y esconda todas esas cositas que no te gustan y solo se detiene ahí porque no puedes ponerte una máscara pero si estuvieran de moda lo harías.

Con todo eso que pensaste y sentiste creció el  “mi”  y  al volverlo consciente alimentaste al “yo” y de este romance nace un bebé que en ocasiones no queremos ni ver de lo feo que es y se llama: la identidad individual.

La identidad individual está formada por la suma de aquellas características que te hacen ser diferente a los demás (sí, eso incluye tus dientes separados, tu cabello en desorden o tu manera escandalosa de reír) y como en la mayoría de las ocasiones nuestra identidad individual nace de la visión crítica que tenemos cuando vemos lo peor de nosotros mismos y no nutrimos la parte positiva, no nos sentimos orgullosos de quiénes somos y la autoestima se va al piso.

Y ya para no hacerte el cuento largo te diré que lo único que debes entender (y no es fácil, lo sé) es que estas características (que en ocasiones no te gustan) son las que te permiten ser distinguido y no perderte en la multitud, te hacen ser especial.

Mírate, no hay nadie como tú, eres un universo de características hermosas y diferentes a las de los demás, así que este día tu única tarea será decirte lo especial que eres, no importa si ahora no lo crees, tu subconsciente se encargará de ayudarte (Y sí, es una técnica psicológica, no creas que te lo digo nada más por decir).

Si a pesar de esto sigues sintiendo que eres primo o hermano de un troll o de Shrek y Fiona, no te preocupes, sigue con tu tarea de decirte cosas buenas y verás que tendrás un cambio positivo en los próximos días.

Nunca temas buscar ayuda, si tienes dudas buscame en mis redes sociales:

 

Twitter e instagram: @Psico_Descubrir

Facebook y YouTube: Psico Descubrir

o al mail: psico.descubrimiento@gmail.com

Nos leemos pronto.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*