El cambio, ¿qué es?, ¿cómo manejarlo? y no morir en el intento. Por Nalleli Vázquez

El cambio, ¿qué es?, ¿cómo manejarlo? y no morir en el intento. Por Nalleli Vázquez

0

Hola una vez más:  ¿cómo te fue esta semana?,  para mi fue una semana de adaptación a muchas cosas y por ello hoy quiero hablarte de los cambios.

La página http://psicopediahoy.com/conceptualizaciones-del-cambio/  dice que el cambio es la forma más general del ser de todos los objetos y fenómenos y abarca todo movimiento y toda interacción. A poco no se lee padrísimo, pues así tan sencillamente resumido, ¿quién no quisiera cambiar?.

Pero un día llegas a tu casa y a alguien se le ocurrió la maravillosa idea de tirar tus CD´s favoritos que guardas desde los 90´s y tú al borde de las lágrimas preguntas a tu abuelita o tía (aplica a cualquier pariente que esté a la mano) por tus amados discos y con todo el amor de su corazón y esos ojitos llenos de esperanza  te regala una USB porque amablemente ya subió todo en MP3 y te dice “ya no tienes que preocuparte por el polvo en tus discos, ya los tiré”.

Tu cara es una mezcla de  asombro, miedo y rabia y en tu estómago sientes un vacío enorme, sales corriendo al bote de basura con la finalidad de recuperar tus tesoros pero para tu sorpresa está vacío y la pérdida se vuelve real, el cambio se vuelve inminente pero te resistes con todas tus fuerzas, buscas las rutas del camión de la basura para irlos a buscar y entras al internet a todas las páginas de ventas, quizá alguien tan amante de los 90´s como tú quiera vender sus CD´s pero todo es inútil y pasas la fase de la resistencia cayendo estrepitosamente a la frustración.

¿Qué pasa ahora? vas a visitar a tu amigo más querido para llorar tus penas y te dice “no te preocupes, ¡todo cambio es para bien!”  la incredulidad se apodera de ti,  tu expresión dice: “¿de qué me estás hablando?”  (mezclado con un claro gesto de vete al demonio), nadie entiende que para ti, esos discos eran lo más preciado que tenías, el recuerdo de maravillosos momentos que pasaste, de risas y llantos, de días que añoras.

Sales de la casa de tu amigo más triste que cuando entraste, a la frustración se le suma la incomprensión, subes a tu auto con el ánimo oscuro, lo enciendes, ves tráfico por todos lados y te acuerdas de la USB en el bolsillo de tu chamarra, la sacas y con tristeza la conectas a tu estéreo, gracias a la magia tecnológica tus viejos CD´S (que ya no escuchabas porque sólo los podías poner en la computadora y no te gusta llevarla a todos lados)suenan ahora en los altavoces de tu auto, te relajas y enfrentas el tráfico con la frente en alto, justo en ese momento te das cuenta de que el cambio en realidad es bueno.

Pero qué pasa si te aferras a lo que ya no es, si haces hasta lo imposible para recuperar tus discos, si compras en internet  y te quedas sin recursos,  pierdes todo tu día buscando en las escasas tiendas de discos que aún quedan, entonces, nunca pasarías de la frustración a ese maravilloso estado de paz que tanto necesitamos.

El proceso de cambio siempre resulta doloroso para el ser humano, aunque todo fluye nosotros queremos ser inamovibles, eternos, poderosos y con control de las situaciones y cosas, ¡pues no en vano somos los seres más avanzados del universo! O ¿no?.

Ahora bien, si tú eres de aquellas personas que se resiste al cambio (como yo) vale la pena que empieces a pensar que el principal gestor de cambios en el universo es el ser humano, tú mismo eres la causa de que muchas cosas y personas a tu alrededor cambien, resistirse no solo es inútil  sino peligrosamente doloroso.

Entonces te preguntarás,  ¿Cómo manejo mi resistencia al cambio?, primero entendiendo que nada en el universo es estático, todo se mueve, es más si te quedas muy quieto intentando no mover ni un músculo de tu cuerpo te darás cuenta que aún a pesar de ti se mueve, cambia a cada segundo, tu corazón late, la sangre fluye y sigues respirando así que, darte cuenta que todo cambia te ayudará a entender que el cambio es inminente.

Pero además de inminente es necesario y esa es la segunda cosa que debes pensar, ¿Qué pasaría si todo se quedara estático?, sería de día siempre y no veríamos la luna, no creceríamos, no conoceríamos el maravilloso mundo de la adolescencia en que los sentimientos están a flor de piel y la madurez en la que ya queremos ocultar esa piel (o en muchos casos la enseñan más pero ese es tema para otro post), no conoceríamos  más gente ni cambiaríamos ese horrible trabajo con el ogro del jefe por uno en el que estemos felices, el cambio ayuda al progreso.

Y en tercer lugar, cuando el cambio te sorprenda, date cuenta que el monstruoso cambio solo te quita el control cuando se lo permites, no te resistas al cambio,  muéstrale tu mejor cara de “a mí no me afectas” (si quieres, puedes acompañarlo con un bonito chasquido de dedos estilo diva) y toma el control, dejando que el cambio fluya, reduce la etapa de negación y frustración, pasa a la aceptación lo más rápido que puedas y deja que te traiga eso de lo que es portador: tu bienestar.

No olvides que si tienes alguna duda siempre puedes mandarme un mensaje:

Mail: psico.descubrimiento@gmail.com

Twitter e instagram: @Psico_Descubrir

Facebook: Psico Descubrir

Whatsapp: 04455-1231- 4927

 

Nos leemos pronto.

Saludos.

Nos leemos pronto

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*